El amor y otras verdades.


Recuerdo que una prima muy querida (y muy chismosa), me pregunto una vez si yo estaba enamorado de mi “novia”. No recuerdo exactamente como me zafe de semejante embrollo, pero luego ella me comento:
—Yo creo que el amor no existe, creo que quizás lo que hay es una pasión inicial que con el tiempo se acaba.

Sus palabras inicialmente me sorprendieron “¿Mi prima la chismosa, tira-la-piedra-esconde-la-mano era capaz de semejante reflexión?”, fue lo que pensé en un principio. No obstante luego estaba más afectado por la declaración en si. Ella tenía mucha mas experiencia que yo en esos linderos, y su afirmación llego a inquietarme. Recuerdo que por aquellas fechas, yo no tenía una novia sino un novio. Estábamos pasando por algún problemilla estructural en nuestra extraña relación, por lo que al cabo de unos días me preguntaba, si era que en verdad el no estaba enamorado de mi (como yo estaba seguro que si estaba de él) y por el contrario su pasión inicial se había agotado.

Al regresar a mi pueblo, y con la absurda idea aún en la cabeza, no fui capaz de preguntarle a Álvaro directamente que era lo que le estaba pasando conmigo. Me ponía incomodo e inclusive llegue a darme cuenta que cuando tenía la oportunidad de interrogarlo, yo mismo me boicoteaba y hablaba de otra cosa. Entonces semanas después desperté de mi autoengaño. No era que yo sentía nervios por la pregunta, sino que en realidad evadía el tema, pues conocía la respuesta de antemano… y no la quería escuchar.

Sin embargo, cuando tuve el valor de interpelarlo, no recibí la terrible contestación que esperaba. Al parecer Álvaro estaba pasando por un proceso que ni él mismo podía entender, por lo que me dio un silencio por toda réplica. Con todo lo anterior, y muchas otras cosas que les contare después, yo decidí terminar la relación, acción realizada antes por Álvaro en forma unilateral y sin previa consulta, pero digo terminar en el sentido que decidí olvidarme de él. Y entonces viene el problema. No me lo podía sacar de la cabeza. Pensaba todo el santo día en él, cuando salía de la universidad me preguntaba si aún estaba en su practica de fútbol y si había comido “¿Le llevo algo?” pensaba. En las mañanas y mientras estaba en la oficina de mi papá divagaba sobre la conveniencia inventar una excusa para ir a verlo. Al mediodía mientras almorzábamos todos (el almorzaba con nosotros en casa), me preguntaba si iba a tomar la siesta en mi cuarto. Por las tardes, estudiar se me hacía mas difícil puesto que mis dos lóbulos se debatían entre el material didáctico y la imaginación de todos los momentos que pasamos juntos. Pero la peor hora era la de la noche, cuando se suponía que después de las 11 yo debería estar abrazado junto él, estaba abrazado a mi almohada, humedeciéndola…

Semanas después trate de superar el asunto con lógica. Me decía: “Si sabes que el ya no quiere nada contigo, y estemos claros, además tiene muchísimos defectos que tú no soportas ¿Por qué sigues pensando en él?” Luego trataba de auto convencerme de otra cosa. Me decía: “Tú no estás enamorado de él, sólo sientes una pasión, ganas de abrazarlo y estar con él, eso se te pasara”… Claro. Pero mi poco experimentada y efectiva lógica no sirvió, así que, era necesario recurrir a la gente grande:
—Estar enamorado no tiene nada que ver con deseo sexual —dijo mi mamá—, si cuando piensas en esa persona lo único que pasa por tu mente es ese tipo de pensamientos, entonces no estás enamorado, sólo estas… ¡empepado! —Mi mama nunca dice malas palabras por lo que jamás pensé que este calificativo era vulgar hasta que se me ocurrió repetirlo frente a mi abuela.
—Yo me enamore de tu mamá desde la primera vez que la vi —contó mi papá—, recuerdo que ella me llevo en su carro y yo no podía dejar de verle las piernas. —confeso y yo entendí por que su relación termino: El no estaba enamorado ¡JA!
—La mejor manera de olvidar a alguien —enuncio una amiga luego que le relatara un gran porción de la historia, omitiendo ciertos detalles y cambiando el genero del otro protagonista— es recordándote a ti mismo todas la perradas que te haya hecho esa persona —nos quedamos unos segundos en silencio y luego ella corrigió su afirmación:— Aunque tu eres el hombre, seguro que fuiste tú el que le hizo las perradas —luego tenía cierta expresión de confusión en su rostro, al parecer su subconsciente había entendido mejor la historia que su lado consiente, y evidentemente empujo un consejo realmente útil.

Finalmente, yo me pregunte: “¿Estoy enamorado de Álvaro?” Por un lado no dejaba de pensar en él ni un solo minuto, pero aplicando la lógica maternal, me di cuenta que gran parte de esos pensamientos eran cosas que no se dicen en los confesionarios. Colocándome en los zapatos de mí papá note además que las veces que lo vi posterior a la ruptura definitiva (todos estos hechos sucedieron después que me humille de las formas más inverosímiles para mí en los actuales momentos), sólo podía imaginarme lo bien que se veía con ese uniforme de futbolista, lo bien que le lucía el cabello hacia atrás y vayan ustedes a saber que otras tontería mas. Entonces concluí que nunca estuve enamorado de él, y aunque seguí evocándolo mucho tiempo más, aplique la técnica de mi querida amiga, y al cabo de un tiempo Álvaro paso a los expedientes de caso cerrado. (Bueno les confieso que también ayudo mucho la apertura de otro expediente pero eso ya es otro cuento).

Desde esa experiencia yo entendí algo: El amor, en cualquiera de sus manifestaciones sólo me habla de dar sin esperar recibir nada a cambio, y la verdad, habían muchas cosas que yo no estaba dispuesto a sacrificar por Álvaro, nunca paso por mi mente esa frase Shakesperiana de “Daría mi vida por ti”… No, no… Comprendí la lógica de mi prima, pero sin embargo algo me inquietaba: “¿Eso será todo? ¿Viviré la vida apasionándome por uno, luego por otro, y así hasta el fin de mis días o hasta que mi escaso atractivo no de para más?”. Aún me hago la misma pregunta, pero hay espinitas que todavía duelen y me hacen dudar de la veracidad de la afirmación de mi prima… Empezando por ella misma, que actualmente esta casada y con un hijo, de alguien que no la representa en ningún sentido, material o físico… La afirmación de mi abuela, diciéndome que amo a mi abuelo hasta el último aliento que el dejo y que aún lo extraña (nunca volvió a casarse). El testimonio de unos viejos cincuentones profesionales y gays quienes afirman quererse desde que estaba en la universidad, entre otros tanto que no mencionaré.

Alguien me escribió diciéndome que el jardín del vecino nunca es tan verde como lo vemos desde afuera. Puede que sea verdad, y digo puede, no por que ponga en duda las palabras de gente sobradamente mas experimentada que yo, sino que simplemente, hasta que yo no tenga mi propio jardín, y de verdad compruebe que desde adentro no se ve tan bonito como desde afuera lo ven otros, no estaré tranquilo, y seguiré intentándolo, seguiré en la búsqueda, seguiré esperando encontrar al hombre gay, creo que el conformismo y el derrotismo aún no han entrado en mi agenda… Sin importar lo que diga mi prima o cualquiera.
---------------------------------------------------------------------------------------------
P.S.: Mi papá no sabe aún que soy gay, Álvaro podía dormir conmigo y almorzaba con nosotros sin levantar sospechas, por razones que para los efectos de este post, no vienen al caso...

18 comments

Luchi*cha | 30 de mayo de 2008, 23:55

Pero yo quiero saber detalles hehehe... ese "PS" me dejó wanting more.

Yo nunca pude hacer eso, porque ni novias traje a la casa... Siempre eran mis amigas, que si para ensayar una obra de teatro, para ver pelis o peor: PARA IR AL CONCIERTO DE LOS BACKSTREET BOYS... :$ que pena!

In the matter of fact, i do believe in love... No creo que tenga el significado que tu jocosa prima le dió, sin embargo caeríamos en un tema filosófico por demás.

Lo mejor es lo que cada quien crea about it... don't u think?

Have a nice finde,

Luchi*cha

pablitö | 31 de mayo de 2008, 2:24

creo que nunca he pensado como tu prima... yo creo que uno puede estar "eternamente" con alguien y ser feliz... pero al final es una cuestion de definción... para algunos amor se puede equiparar con conformismo, para mi no (nunca!)... para otros amor es dar la vida por esa persona, tampoco pienso asi... y tampoco comparto la definición de que amor es volverse UNO con la otra persona...

pero en fin, busque busque que seguro encuentra lo que quiera para su vida

;)

saludos...

Adrián | 31 de mayo de 2008, 10:59

Entiendo lo que dices ...

Desde mi punto de vista, lo que paso con Luis, las marranadas que me hizo, y lo mucho que entregue, a estas alturas solo me dejan preguntas como ¿Realmente me enamore de él? ¿Qué fue eso, qué fue lo que vivi durante 18 meses? ...

El derrotismo y el conformismo es algoq eu en mi agenda aún no figuran, y lo que dice tu mamá es muy cierto, el amor no es deseo sexual ....

Creo que es mejor no esperar mucho, como digo en mi blog: El amor llega cuando se le da la gana, y ¿cómo sabesmos que es amor?, pues sencillo, nunca lo sabras, pero algo dentro de ti te lo hara saber ...

Hace rato que no me visitas ...

El Piloto | 31 de mayo de 2008, 13:26

Sandum, el amor podrá consistir, en parte, en dar todo de si sin esperar nada a cambio....pero cuando te das cuenta que solo tu das y no recibes y no recibes las cosas se ponen grises y terminas resignándote. no olvides, para amar se necesitan 2.

Akira | 31 de mayo de 2008, 14:49

Asi es el amor, el amor lo da todo sin importar nada. Aunque no debemos dejarnos enceguecer por el, pues el exito de amar consiste en que aunque sea solo un poco, la cordura prevalezca.

Yo si estoy enamorado, y de que manera, solo que..... pero es lindo, amar es lindo, es el mejor sentimiento y el mas portentoso.

Saludos pollo.

Pdata: ya vi tu comment, si que sacaste las uñas mi pollito!!!!

gustavo | 31 de mayo de 2008, 16:49

El amor, es un tema bastante complicado de explicar, porque donde mandan los sentimientos la razon no puede meterse. Creo que no hay nadie capaz de explciar como sabe que esta enamorado ni como sabe con certeza que es realmente correspondido. SImplemente el amor es para sentirlo y debemos estar abiertos para recibir el que los demas nos dan. Cada cual lo amnifiesta de forma diferente, asi que tambien se hace dificil decir como comprobamos que la otra persona nos ama con todas sus fuerzas. Sin lugar a dudas lo mejor es dejarnos llevar por lo que sentimos, siempre que no atente contra nuetsra dignidad ni contra la de los demas.

Ana D. | 31 de mayo de 2008, 18:05

Niño bello, no dejes que NADIE con unos cuantos de cinismo a cuestas te convenza que la vida es solo lo práctico, lo evidente y lo que vulgarmente llamamos "realidad". La vida, es todo lo que quieras hacer de ella. Si tu prima se conformó con la idea del rato de pasión, bien por ella, pero eso no quiere decir que tu debas hacerlo. El amor existirá en tanto estés dispuesto a lanzarte por el abismo de lo que sientes o esperas sin temer a lastimarte ( que sucederá inevitablemente ) y sabiendo que solo obtendrás lo que no temas perder. En suma: el amor es tu forma más profunda, obsesiva y creativa de ver la vida. Y para todos, incluso los descreídos, llega el momento de comprobarlo.

Besos, ternura.

Esa al menos es mi opinión...y debo decir que hasta ahora me ha resultado muy bien.

Eduardo | 31 de mayo de 2008, 21:46

Amor es (como los niñítos desnuditos del album de aquella época): Llegar tarde del trabajo y acostarte con tu amado que se encuentra acurrucadito para darle su besito de buenas noches y abrazarlo para que no tenga mas frio.

PIXEL RELOADED | 1 de junio de 2008, 21:33

El problema es que a algo tan poco lógico y tangible como el amor, no se le puede analizar a través del cristal del pragmatismo o el falibilismo.

Soy un convencido de que para enamorarse de verdad y vivir feliz así, tiene uno que automedicarse una alta dosis de inocencia, y una pizca de estupidez.

Pero también sé que yo soy un pesimista de oficio, entonces seguro que estoy equivocado, jeje

Thiago | 2 de junio de 2008, 7:40

Ay, cari, lo triste de este post (que por otro lado es la monda, como todo lo tuyo) es que me he dado cuenta qu para ti no seré mas que otro expediente mas jajaja

Y que cuando esta pasión pase, me meteras en la zona de los expedientes finiquitados, estanteria tercer, por la C de consumido, jajaja y a otro expediente, jajaaj

Bezos, cari. Una vez mas me ha ecnatando leerte.

Nykkä | 3 de junio de 2008, 16:42

Muy bueno este post..
creo que yo he estado enamorada realmente 2 veces en la vida, pero con Luis es con quien he amado realmente, lo sé por el simple hecho de que me veo con él y con nuestros hijos.. echados en la grama jugando.. lo sé porque el me inspira y complementa como nadie, no es solo algo sexual, no es solo prque sea lindo o tenga hermosa sonrisa..eso es lo de menos..

BESOS

NeoGabox | 3 de junio de 2008, 17:24

Me tomé un segundo para pasar por aquí...
Y pues...
Amar...
A veces no sé si realmente lo he sentido... O al menos ese amor pasional... Ese que sientes por la media naranja...
Por que si nos ponemos puristas y hablamos de amor... Entonces el amor a la vida, ya me basta.
Ahora si de estar empepados hablamos... Pues mejor ni te cuento... xD

P.D.: Cuidado con esos empepamientos...

"Abrazos Monocromáticos"

Thiago | 4 de junio de 2008, 4:40

Bueno, cari, que si no tienes nada con Tokio entonces, ya podemos plantearnos la boda, no? jajaa

Y que sepas que yo no voy al concierto de los NIños cantores, al que si fui fue al de Killy Minogue, jaja

Bezos.

joaquin | 4 de junio de 2008, 13:23

Muy buena historia.
A propósito, tengo mi propia teoría sobre lo que es el amor, sin importar el género supone lo mismo.
Es más, como lo dije en una entrada de mi blog, "El amor no existe".
Saludos.

Monchis | 4 de junio de 2008, 14:03

Hola Sandum,

El amor no es cuestión de dar o recibir, de entregarlo todo, de no esperar nada....

Estás enamorado cuando la otra persona logra hacer relucir lo mejor de ti mismo.

Un dato adicional: enamorarse puede tardar un minuto... pero des-enamorarse le puede llevar a uno toda una vida.

Saludos,

Gabriel Isturiz! | 8 de junio de 2008, 14:46

I do believe in love too! creo que son cosas que se hacen, ahora... creo en el amor, pero no en el 'amor a primera vista' (sé que no viene al caso, pero es algo que debía decir!

todavía no he tenido la primera gran experiencia con alguien, no ha llegado alguien que me haga 'empeparme' de el nisiquiera, porque cada vez que voy en serio, el otro just want to play =/

el camino hacía el amor creo que es dificil y duro, pero como dice mi abuela: se comen las verdes para pasar a las maduras =P

Take Care

Bye_!

BIRA | 16 de junio de 2008, 11:28

Me ha encantado la frase del jardín del vecino.

Qué bien cuentas las cosas, chico!

U.A.S | 24 de junio de 2008, 17:38

Me encanta que tildaras Álvaro. Ok, comentarios inútiles de lado, la historia sirve para ejemplificar algo en lo que he estado pensando...

¿Qué pasa si encontrás a ESA persona y resulta que no siente lo mismo por vos? Y no me refiero a que ESA persona lo sea físicamente, sino que su personalidad se amolde tan bien a la tuya que es ESA persona...

¿Y el resto de tu vida vas a seguir buscando a quien la reemplace, quien la emule o simplemente alguien diferente? ¿Vas a rechazar a alguien bueno solo porque no lo supere?

Creo que el amor va más allá de lo físico, y tal vez por eso hay tantos divorcios: porque empezaron por lo físico, por un "me gusta", por una mera atracción que luego complementaron con una personalidad. ¿Qué pasaría si antes de ver a una persona conociéramos su personalidad y nos enamoráramos de ella, de quien no cambia? ¿Qué pasaría si en los chats la gente fuera sincera y de veras no le importara lo físico?

El amor es difícil de explicar, y creo que solo sabremos que lo es cuando no lo tengamos... (Woooo, esa frase está para que la diga Susan Sarandon en un drama de aquellos... o Drew Barrymore en una comedia romántica, pero luego Adam Sandler se golpearía con una orca y la frase quedaría olvidada)