De cómo se pueden ver las cosas con dos puntos de vista, I




Mi vida se encuentra al borde de un cambio, yo lo sé hace algún tiempo, algunos lectores lindos, lo han notado también, preocupándose —dentro de lo cabe—, sobre la posibilidad que una vez que se de el mismo, pues no seguiré escribiendo de la misma forma. Otros me han dicho que deje de creer en pajaritos preñados, sugiriendo incluso que me prepare para una vida de trauma y sufrimiento (un respiro por favor). Puede que tengan razón (aunque lo dudo seriamente), pero las cosas no se repiten de la misma manera nunca, por lo que irremediablemente todo lo que me rodea y lo que tiene que ver conmigo estará sometido a transformación, la cual no necesariamente tiene que ser para peor (Traducción: En lo que respecta al blog este seguirá hasta que suceda algo irremediable: Que me aburra de él… De resto más nada hará cambiar la dinámica del mismo).

Absorto en ese tema de los cambios, recientemente me he encontrado divagando sobre si ciertas situaciones que me toco vivir me convirtieron en gay. Al margen de lo que puedan decir algunos activistas del colectivo GLTB, lo cierto es que yo estoy sospechando, que aunque nací con una tendencia particular, hubo ciertos hechos que al final impulsaron a convertirme en lo que soy ahora. Verbigracia:

Experiencias perturbadoras, resultados inciertos (primer punto de vista).
Historia con algunos detalles, que para algunos pueden resultar escandalosos, advertidos están.

Recuerdo que cuando tenía unos 7-8 años, mi mamá estaba atravesando por ciertas dificultades económicas. Yo por supuesto en ese entonces no sabía nada de esto. Mi vida transcurría entre el colegio y pasar la tarde jugando. Ni siquiera le pregunte cuando súbitamente fui cambiado de un instituto privado a uno público o cuando nos mudamos de nuestra casa, a la casa de una tía. De verdad que ser niño es lo mas lindo que puede haber, tu vida es cero problema. El asunto se complico cuando comenzamos a vivir donde mi tía. Yo, siendo un chico ultra consentido, no me acostumbraba a la presencia de otro ser a mi alrededor que no fuera mi hermano pequeño. Ese sujeto creepy para mi, era nada más y nada menos que mi primo, unos cinco años mayor que yo. Para él, mi llegada fue equiparable al arribo de un lacayo-bufón. Aprovechaba las ausencias de mi mamá y mi tía para molestarme, mandarme a hacer las cosas que le correspondían a él, en fin, una tortura. Actualmente, a mis 23 años soy un poco débil de carácter, por lo que imagínense como era a los 7. Él me tenía a sus pies, y yo como si nada. Mucho tiempo paso, hasta que un día y en medio de una tarde en la que mi primo no me molesto, sino que solo jugábamos, se le ocurrió hacer una especie de juego, que consistía en lo siguiente: Yo me acostaría en la cama con una almohada encima, el se acostaría sobre esa almohada, y bueno… como decirlo… nos moveríamos. Mentiría si dijera que conozco todos los detalles del inicio de ese juego, pero siempre recuerdo que el me indicaba:
—Debes imaginarte que la almohada es una mujer.
En las primeras de cambio, yo no pensaba nada cuando teníamos esas relaciones. Repito, tenia unos 7-8 años (quizás siete, pues estaba en tercero y a los 5 empecé primer grado) y creo que ni siquiera me movía, mientras sentía a mi primo respirando de una manera extraña. Varias veces sentí su pene friccionándose con partes de mi cuerpo.

No paso mucho tiempo para que el juego pasara de ser algo esporádico, a convertirse en una practica frecuente entre los dos. Yo, contrario a lo que puedan pensar, y aunque fisiológicamente ya disfrutaba esa masturbación conjunta, nunca le pedí que “jugáramos”, ni pensaba ansioso cuando sería la próxima vez que lo haríamos. Solo me limitaba a cumplir los caprichos de mi primito. El día que más recuerdo fue aquel en el que, estando mi tía en la casa, mi primo parecía especialmente desesperado por jugar conmigo… Mientras ella estaba ocupada en la parte trasera de la vivienda, haciendo no se que cosas, mi primo literalmente me obligo a entrar a su cuarto… Astuto, como no son los niños a esa edad, prendió el televisor con una cantidad considerable de volumen, apago la luz, se dedico a desordenar algunas sabanas y me hizo señas para que me trepara en la cama. Posterior a eso me dijo:
—Si viene mi mama o María te haces el dormido… —María es mi nana.
En esa jornada utilizo mas fuerza de la habitual, y sentí su pene (literalmente) contra el mío. El hecho de verlo tomar tantas precauciones para evitar que los adultos sospecharan lo que sucedía, me hizo descubrir que algo estaba pasando, y además no era normal. Claro no lo analice como lo hago ahora, pero puedo decir, que no quería que esos encuentros se repitieran más, no los necesitaba, además colegí otra cosa: Hacer eso era algo malo, algo que no debía ser visto por nuestros padres, por lo que mi rechazo hacia esas reciprocidades fue incrementándose. No obstante, nunca, según recuerdo, me negué a ningún pedido de él, por que el fondo, y aunque odiaba hacer travesuras y cosas que a mi mamá “no le gustarían”, yo disfrutaba esas “relaciones”… No entendía de nombres, de definiciones, no sabía lo que era sexo, no conocía la masturbación, pero disfrutaba mucho eso.

Con el pasar de los meses (y sin perder la rutina) Fabu se torno mas molesto conmigo, me fastidiaba sobremanera, por lo que varias veces hable con mi mamá para ponerle un remedio a sus constantes abusos (aunque no le conté del asunto sexual). Esto parecía molestar aún mas a Fabu, quien ante tanta vigilancia no podía molestarme (ni hacer lo que quería conmigo). La situación se torno peor para él, cuando uno de mis hermanos se vino a vivir con mi mamá. J.C., quien siguiendo los pasos de ella, me consentía en demasía y me sobreprotegía en exceso, tenía las “virtudes” de saber pelear y tornarse agresivo cuando el caso lo ameritaba. Aunque era un año menor que Fabu, sobrepasaba a este en fuerza y tamaño, por lo que su llegada, puso punto final a los abusos y sesiones masturbatorias conjuntas. Varias veces los vi pelearse por mi causa, y varias veces mi mama (y en ausencia de mi tía) se hizo de la vista gorda en esas peleas, pues en el fondo ya estaba al tanto que Fabu era un troglodita que debía tener su merecido…

Algunos años pasaron y ya viviendo de nuevo en casa propia, creo que recordar eso era un verdadero golpe para mí. El conocer a través de libros de sexualidad (facilitados por mi bella mamá, quien ante el tabú que significaba para ella hablarme de sexo me compraba libros didácticos sobre el tema) las definiciones exactas de lo que mi primo hacía conmigo, activo en mi muchas preguntas y me genero un trauma con todas su letras. Muchas veces estuve tentado de contarle a varias personas de mi confianza, como mi mamá, mi prima (gracias a Dios que no lo hice) o mi hermano (quien seguro lo habría molido a golpes), pero la vergüenza, el miedo y otros sentimientos extraños me invadían. Peor era cuando lo veía a él. Varias veces tuve ganas de preguntarle por que hacíamos esas cosas (aunque ciertamente ya sabía por que él las hacia, y por que yo las disfrutaba, aún sin estar claro cual era mi preferencia sexual), pero no me atrevía. Su actitud era la más típica, parecía haber borrado de su memoria esos encuentros, como si hubiese arrancado la pagina del libro que contenía esos extractos…

Hoy en día, puedo decir que he superado eso, que estoy claro en lo que soy como persona y todo eso, sin embargo, algunas veces me asalta una duda ¿Qué hubiese pasado si mi primo hubiese sido prima? No podemos cambiar el pasado, así que guardare mi interrogante, para en el debido momento preguntárselo a Dios…

25 comments

Buh | 20 de mayo de 2008, 22:17

Tuve problemas con mi conexión y no sé si se guardó el comment anterior, así q aquí va de nuevo:

No sé mucho de esto, pero no creo que eso te vuelva gay! supongo que tiene que haber algo más en tí... Tampoco creo que si ese primo hubiese sido prima serías hetero ahora.

Jajaja menos mal que avisaste q venían cosas fuertes... porque realmente eran fuertes! entre Tokio y tú me hacen sonrojar.

Dirgni Raquel | 20 de mayo de 2008, 23:52

Puede ser mi querido san...puede ser
Pero yo digo una cosa, ¿acaso importa conocer cuál fue la causa??, ¿eso haría alguna diferencia?
Besos! =)

Monchis | 20 de mayo de 2008, 23:58

Hola Sandum,

Acá en Colombia tenemos un refrán: "Mientras mas primo, mas me arrimo".

Por lo general las primeras experiencias sexuales son entre primos, ya sean del mismo o distinto sexo.

Yo no vería lo que viviste como un inicio de tus tendencias homosexuales, es mas bien un momento de exploración de los propios cuerpos y el despertar de las pasiones.

Todos los niños viven eso de una u otra manera.. no le des mucha importancia al asunto.

Saludos,

PorFavorTePido | 21 de mayo de 2008, 1:05

Disculpa pero necesito que me respondas algo full importante. El carajo con quien saliste como se llamba?? Es urgente Gracias. =P

NeoGabox | 21 de mayo de 2008, 1:18

Wow...

Pues me pareció que dentro de todo este post fue muy personal, porque no es sencillo contarle el mundo el inicio de nuestra vida sexual,o si?
Vaya que te admiro Mr Sandum...
Del resto pues esos juegos sexuales son parte de la ecolución de cada persona, aunque como tu yo también opino que pueden haber tenido alguna repercusión en lo que es tu actual orientación...

:D

"Abrazos Monocromáticos para ti"

Anónimo | 21 de mayo de 2008, 1:44

muy muy muy fuerte... sin embargo te digo (y aunque este repitiendo), creo que todos vivimos esas experiencias y tambien creo que si marcan la diferencia ya que de niño "explore" con un par de vecinos, pero a su vez "estuve" con una prima pero lo que mas recuerdo (y me sonrio) fue con los vecinos asi que bueno... aunque al final, ya que importa¡¡¡ solo queda afrontar esta vaina que somos ahora (aunque obvio, facil no es.....)

saludos

Gustavo | 21 de mayo de 2008, 8:50

Mi comentario muy parecido a la mayoría, así q no me extiendo mucho, "mejor es lo q sucede" quizá si hubiese sido una "prima", tu respuesta a estos juegos hubiese sido tajante y te negases, así q ese tipo de preguntas retóricas a veces lo q hacen es romperte las neuronas, mejor es hacerse la vista gorda e ir pasando la vida en estancos. Los cambios siempre son para mejor... hay q sacar lo mejor de las experiencias q nos suceden, y de lo malo??? Pues aprender y no caer más de 3 veces, ja, ja, ja...

Akira | 21 de mayo de 2008, 16:11

Estimadisimo Sandum.

No creo que esta experiencia influyera en tu condición sexual, ya que, como me dijo mi hermana (psicoloca) el hombre no nace, se hace, cuando y como.... ummmmmm.

Podria ayudarte a aclarar la duda sobre si tu primo hubiese sido prima.
En mi experiencia personal puedo decirte que, mi primer relacion sexual, "sexualmente hablando" fue muy pequeño y con una mujer que me doblaba la edad, para ese entonces mi sexualidad no estaba definida y bueno.... ya ves que aunque mi primera vez fue con una mujer y gusto de la fauna masculina 100%.

Saludos

EL JOKER | 21 de mayo de 2008, 19:33

Somos lo que somos por las experiencias que hemos tenido.

Son esas experiencias las que nos han hecho así y las que han moldeado nuestras personalidades.

Ya mirar hacia atrás no sirve... lo que sirve es caminar hacia adelante aprovechando los tropezones del pasado.

Abrazos

pablitö | 23 de mayo de 2008, 15:52

yo no creo que la homosexualidad sea algo totalmente innato ni algo totalmente producto de la experiencia... es algo multicausal... pero, como dice dirgni, ¿importa cual es la causa?

si hubiera que elegir entre ser gay o hetero, elegiria ser lo que soy, y acostarme con quien me acuesto... somos como rompecabezas: una pieza minima (que no es algo minimo la sexualidad) determina el todo...

saludos

Anónimo | 23 de mayo de 2008, 19:10

http://www.frikinternet.com/famososdesnudos/zac-efron/zac-efron2.jpg

espero sea de tu agrago... ahh freddymorales9@hotmail.com agregame¡¡¡

Anónimo | 23 de mayo de 2008, 19:11

agrado¡¡¡ ooops

Sandum | 23 de mayo de 2008, 22:18

Bueno Buh! Honestamente yo tampoco lo creo... Sin embargo debo dar este punto de vista del asunto, pues es el que se cree la mayoría... Espera la segunda parte, te prometo que no sera tan fuerte... Kiss!
-0-
Bueno Dirgni, en realidad no escribi esto por que mi vida gire en torno a esa pregunta... Sólo me coloco en retrospectiva algunas veces para entender hacia donde voy... Pero la verdad no me preocupo mucho en eso, de ser así, estaría en esos fracasados tratamientos psiquiatricos para "curar" a los gays... Demasiado absurdo... Saludos y happy B day again!
-0-
Bueno Monchis sin animos de entrar en polemicas, creo que tus mas que efectivos comentarios han fallado esta vez... Yo nunca considerare esto como una "exploración de cuerpos", pues mi primo literalmente se aprovecho de mi... Recuerda que diferencias de edad entre personas veinteañeras, no es lo mismo que diferencias de edades entre personas pre-adolescentes... Entre un niño de 7 y uno de 12 hay un abismo enorme en comparación a un hombre de 20 y uno de 25... Muchos Abrazos!
-0-
Por favor te lo pido yo a ti!!! Cual carajo??? He salido con muchos muchisimos!!! Y además nunca revelare identidades de nadie por aqui... Sorry...
-0-
Bueno Neo claro que no es fácil... De hecho tuve que escribirlo para poder sacarlo, pues verbalmente nunca se lo podría decir a nadie... Escribiendo soy mas abierto y elocuente ha ha! Yo creo que esto fue un muy ligero empujón, pero hay otras cosas... Espera la segunda parte... Saludos SBH para tí!
-0-
Hola anonimo... Te recuerdo el ultimo párrafo... "Yo estoy claro en lo que soy como persona"... Esto es algo que con esfuerzo logre superar, por eso puedo contarlo ahora... Agradezco tu coment, saludos!
-0-
Bueno Gustavo, la verdad tu comentario si me pone a dudar... No lo de la prima, pues aunque ya no podría decirlo con certeza, si hubiese sido mujer, no creo que me habría negado... Era muy debil de caracter para eso... La duda es ¿Que provecho podría sacarle a esto? Seguro lo debe de tener, reflexionare sobre eso y lo escribire... Saludos!
-0-
Mi queridisimo Akira (Serghey)... Vaya que tu coment es muy útil... Te aseguro que te gustara la segunda parte... Besos!
-0-
Joker dear... Tienes toda la razón... Besos!
-0-
Pablito, tengo un amigo que me dijo lo mismo... De hecho yo pienso casi igual, asi que creo que en ese inciso precisamente debe estar la pregunta implicita de este post y el que viene... Te remito a lo que le dije a Dirgni sobre la importancia... Gracias por visitarme... Pero admito algo, pues no me gusta engañarme, de haber podido escoger yo habría escogido ser Hetero, como lo dije hace algunos meses en un post viejo... Saludos!
-0-
Anonimo thanks... Pero además de que la fiebre por Zac se me esta pasando, esa fotito ya la tengo en mi compu... Pero gracias la intención es lo que cuenta...

Adrián | 24 de mayo de 2008, 0:03

Yo diria..., pero luego me equivoco, pero, el que tiene boca se equivoca, pues bien ... solo demuestras más valentia de la que cualquiera pueda tener ... al abrirte y contar algo que puede llegar a ser malinterpretado y hasta utilizado en tu contra de una manera o de otra ... solo demostramos que tan valiente somos si sabemos cuando actuar y cuando no ...

Prefiero la muerte y arriesgarme, a vivr con un "Qué tal si ..."

Nykkä | 24 de mayo de 2008, 10:55

Samduncito, al fín coincidimos anoche pero yo moria de sueño, espero estes muy bien..
Ya habia leido este post pero no se porqué no te habia escrito..
Algo fuerte eso.. pero bueno, pa' lante. como hiciste..
besos

Aloner Mind-Herrera | 26 de mayo de 2008, 16:18

Claro, seguro tu primo ahora se hace pasar por hetero y capaz tenga novia y todo, pero de vez en cuando quiere al con un amigo...

No habla del tema contigo porque piensa lo has olvidado o algo por el estilo, al fin y al cabo nadie recuerda su infancia completa.

Saludos. ;) Buen post este y la segunda parte, pero empece a leer de atras para adelante jeje.

Luchi*cha | 26 de mayo de 2008, 18:16

¡Qué fuerte!

Pero vamos, trogloditas o no la mayoría tenemos historias con los primos y en efecto, las actitudes ahora son como si nada pasó. Es más, hasta te gritan por msn "sal del closet" xD Tan animales que no se han percatado que ya he salido.

Lo que quiero decir es que no creo -en lo absoluto- que este hecho haya sido determinante para "moldear" el gay que llevas por dentro, porque si no hubiese estado en G-factor desde pequeño creeme que no permites esas situaciones por muy molesto-placenteras que fuesen.

Por ejemplo: Es como que si yo diga que usar los high hills de mi abuela o mamá hayan causado mi homosexualidad o me haya convertido o en drag. NOT! -aunque ponme un ventilador, un pasillo largo y sexy music... verás como how i work it- xD

Saludos,

Luchi*cha

Thiago | 27 de mayo de 2008, 10:16

Una crónica muy sincera y real de la iniciación al sexo. Efectivamente parece que muchas veces estas cosas pasan en el ambito familiar.

Seguramente nunca sabrás que habría pasado si fuera una prima, pero no esperes preguntarselo a dios.. ¡eso seguro!

Bezos, cari.

Thiago | 27 de mayo de 2008, 10:17

Ah y decirle a MONCHIS que ese refran tb. lo tenemos en España, y agudizado:

"cuanto mas primo
mas me arrimo
y si es hermana
con mas gana..."

Esto debe de venir de los antiguos Egipcios, qué no? jajaaj

Bezos.

Tisroc | 28 de mayo de 2008, 12:51

Bueno... Creo que eso es algo comun en la niñez... el explorar... yo tambien tube un fulano primo que me molestaba mucho pero que cuando estabamos solo o dormiamos juntos la cosa se ponia diferente. Lo mio no fue solo una almohada lo mio fue mas alla... y apenas teniamos como 5 u 8 años. Igual, etapa superada, si te he visto ni me acuerdo, pero el señorillo hace unos meses en plena borrachera y en sus 23 años (creo) me quizo invitar a recordar viejos tiempos. Una locura q no acepte. Nos estamos leyendo man...

lodariatodo | 28 de mayo de 2008, 15:16

No se q cosa t hace gay, creo q tampoco deseo saberlo, tanto tu primo como tu exploraban el mundo, trato de imaginar cual sería la vida q llevaba ese chamo q explotaba contigo, no es una justificación, no lo pretendo...
Tal como he dicho no se q te hace gay, pero si se q cosa te hace persona, ser humano, digno, capaz, entusiasta, enamorado de la vida, seductor...y eso irremediablemente y sin q puedas escapar es lo q eres tu...
No hay nada q hacer es simplemente una elección, una santa elección...es tu elección mi elección...besitos

SiMon | 29 de mayo de 2008, 16:41

con mi primo viví algo parecido, pero era juegos de niños... yo, solo recuerdo que me gustaba, pero nunca llegó a pasar nada, él ahora tiene novia y ojala no se acuerde de eso! ya voy para la II

Sandum | 30 de mayo de 2008, 23:44

Hola adrián! No creo que contar esto pueda ser un acto de valentía... He dicho por ahí, que este blog es para mi como el pensadero de Dumbledore, los comentarios me gustan y me ayudan, pero yo estoy muy claro lo que soy como persona en estos momentos y l que quiero llegar a ser... Muchos saludos!
-0-
Hola Aloner! Que gusto tenerte por aqui, y la verdad no creo que mi primo ande con tipos por ahi... Aunque uno nunca sabe (y yo no quiero saberlo tampoco) verdad? saludos!
-0-
G-Factor, High Hills, ventilador, sexy music... Tu comentario es el mas gracisoso ever Luchi! Y creo que además es muy asertivo, saludos!
-0-
Bueno Tisroc, quiza para el haya sido una exploración... Pero para mi no lo fue.. Las exploraciones sexuales, a mi entender son consensuadas entre las partes... Saludos!
-0-
M tu comentario como siempre, hermoso! Bueno no dare detalles de la vida de mi primo, pero no lo había pensado... Y quizás eso influyo mucho... Lo investigare... Besos linda!
-0-
Hola Simón... Bienvenido al club de los primos calenturientos! jajaja por aqui por lo visto habemos muchos miembros ya... Saludos!

U.A.S | 24 de junio de 2008, 17:10

Guau! Entraste a primero a los 5 años? (ehhh, todo el que comenta lo menos importante)... Ahora que lo pienso "todo el que" y "ehhhh"... ¿son expresiones ticas o internacionales? Bah... en fin

A mí nunca me pasó nada similar con mis primos, pero sí me han contado de muchas experiencias. Creo que a esas edades uno no piensa si lo que lo excita a uno es un hombre, una mujer, una mano o un banano de plástico (qué raro, pero a alguien le excitará). Independientemente del sexo de ambos, creo que igual la orientación sexual ya se ha definido a grandes rasgos previamente, y estas experiencias pueden hacer simplemente que te des cuenta que te gusta A o B, pero no creo que sean capaces de cambiar tus gustos. De nuevo, creo que solo te ayudan a descubrirlo
(Cierro mi libro de sicología, me subo los lentes, prendo la luz, y te levantás, triunfante, del diván)

U.A.S | 24 de junio de 2008, 17:10

Ah, por cierto, soy muy nuevo por acá y no entendi mucho lo del cambio... Supongo que luego lo sabré