Accidentes aparatosos sucesivos II: Estrella Estrellada.


El ser humano es una persona inconforme y contradictoria en general, digo habrá sus excepciones, pero en mi caso, esa característica intrínsecamente humana creo que es mas acentuada que en cualquier otra persona conocida, ¿A que viene todo esto? Pues que sencillamente había tenido varias citas en las que los citados aparentemente se morían por mí, pero yo sin embargo los rechacé sin titubeos… Pero como el mundo da vueltas, un día me toco vivir la historia del otro lado de la moneda…

Durante mis tertulias con Jaime, Arnaldo y Ulises, también había conocido a un cuarto personaje. Hasta ese momento no le había dado mucha importancia, por que a pesar que me gustaba más que los otros 3 (no había visto su foto), las comunicaciones con el eran mas esporádicas y mas cortas… Parecía ser más normal, pues a través de mensajes nunca me manifestó que le gustaba o algo así, siempre era como una charla entre amigos. Por medio de sus textos viví con el las desventuras que paso cuando se enamoro de un amigo, cuando le dijo a ese amigo que era gay, cuando el amigo lo apoyo pero le dijo que el no era, cuando le dijo a sus padres que era gay, luego cuando empezó a relacionarse con la gente del ambiente caraqueño… Y finalmente por un tiempo no supe de el…

Mientras se corto la comunicación con Esteban, regreso Arnaldo… Su ausencia había sido por más de 2 meses. Me contó que había empezado las pasantías de la carrera, siendo confinado a un pozo petrolero y prácticamente estaba incomunicado. Por supuesto que no lo perdone (y según recuerdo no le creí), pues al menos pudo haberme avisado que se iba a hacer las pasantías ¿No? Sin embargo a los días, lo exonere… Lo cual fue en vano, pues se volvió a perder, cuando volvió a intentar comunicarse, le di la tarjeta roja definitiva, sólo nos mandamos mails en cadena.

Entre tanto, regreso la comunicación con Esteban. Había cambiado de celular y en el proceso perdió mi número, el cual recupero por una casualidad que ahora no recuerdo. El hecho era que por esos días había un asueto y yo estaba en Caracas. Con recelo le propuse que nos encontráramos.

—“Que te parece si nos vemos?” —le escribí.
—“Estas en Caracas?” —me respondió.
—“Si, por eso te lo digo”.

Cuadramos el sitio, el insistió que le diera la dirección donde me estaba quedando, pero no acepte, pues mi abuela vive en el 23 de Enero, no quería que después se echara a perder el encuentro, si el se perdía entre las enrevesadas calles del Barrio (Aunque la dirección es fácil pues es cerca de la estación del metro de Agua Salud). Estaba en lo cierto, pues cuando le dije donde vivía mi abuela, respondió:

—Wow! De todos modos si quieres —aunque seguro lo dijo por amabilidad.

Le reitere que no se preocupara, y que más bien me pasara buscando por alguna estación del metro. La escogida fue la de La California, al parecer el vivía en la Urbina o algo así. Trate de vestirme lo mejor que pude, dentro de la escasa ropa que había llevado y salí al encuentro.

Antes de entrar al Fiat Palio morado, estaba nervioso, pero entre. Sólo pensaba en que si era una especie de loco o algo así, pero todo lo contrario: Esteban era un muchacho, no muy bonito, pero que llamo mi atención enseguida… Poseía un cuerpo normal por lo que pude observar, y no era para nada afeminado, además hablaba con ese acento típico de los Caraqueños, que a mi particularmente me encanta, y debido a su inteligencia supongo (Era estudiante de Ingeniería Electrónica en la USB), la conversación fue maravillosa… El quería salir al Sambil a pasear, pero como yo me tarde más de lo debido (¡Ouch!), solo fuimos a Wendy’s a tomar un helado, al parecer tenía que entregar el carro temprano. Sobra decir que no me dejo pagar el helado, lo cual puso la guinda final a un encuentro que para mi iba de maravilla… Lamentablemente ya dije todo lo reseñable, es decir, no paso nada, y mucho menos nos encontramos en la noche, ni nada por estilo (Aunque mi abuela no me habría dejado creo)… Al parecer, durante algún momento entre el helado y la despedida yo había sido sutilmente rechazado sin darme cuenta (quizás por que estaba ocupado recogiéndome la baba o algo así).

Por los mensajes todo siguió como antes, y para evitar que se cortara la comunicación, le escribí simplemente:

—“No creas que soy un loco, yo se que no te guste, seremos amigos nada más”

Ahora que lo pienso el nunca me dijo nada directamente, pero si le guste y no me lo confeso, mate todo tipo de posibilidad con ese mensaje. Toda la autoestima que había ganado en mis otros encuentros se fue al caño, y me pregunte de que me servía gustarle a otros si no podía llamarla atención del que me gustaba a mi (Esteban, Esteban, si nos hubiésemos conocido hoy… otro gallo cantaría te lo aseguro). En otras palabras, era un inconforme, la estrella se había estrellado.

Fue así como en el autobús de regreso a mi pueblo, decidí olvidarme de esos encuentros fugaces, lo mejor —pensaba—, era tener los ojos bien abiertos, concluí que así conocería más gente. Lamentablemente nunca los abrí, pues mi experiencia actual, me ha hecho recuperar una serie interminable de oportunidades fallidas, que por mi mentepolles inverosímil perdí sin darme cuenta… Pero bueno eso ya será en otro post.

8 comments

P3ter | 5 de febrero de 2008, 14:38

Yo tambien he pasado por eso, o mas bien, he pensado eso, que si uno no le gusta a 1 persona, ya me creo la persona MAS FEA del planeta, pero he llegado a la conclusión que eso no es cierto. Me he dado cuenta que la belleza es distinta para cada persona, y que si para a uno le parezco bonito, a otro le puedo parecer una belleza, pero al otro le puedo parecer normal.. y asi sucesivamente, asi que no me preocupo por eso. Llegará el dia en que conseguiras a un chamo que te vea bonito y viceversa, el reto está en que exista quimica entre ustedes, porque el fisico no lo es todo (tienes que aprender eso jeje), es algo muy superficial, pero no te culpo, los humanos somos así, tal vez un día te llegarás a enamorar de alguien que no sea un Zac Efron, ni un Chad, jeje seguro será todo lo contrario!.
Y otra cosa, yo creo que ese asunto con esteban no iba a funcionar de todas maneras, por la distancia. Amor a distancia no funciona, creeme... es lo peor que puede pasar, se sufre demasiado y lo menos que haces es disfrutar estar al lado de la persona que quieres!

bueno Sandum! nos leemos en otro post! jeje cuidate

Lascivus | 5 de febrero de 2008, 22:07

Dandum, aquí sigo, pendiente de tus relatos. Muy buenos, creo que en algún momento todos hemos pasado por las situaciones que describes.
Un abrazo!

Sandum | 6 de febrero de 2008, 0:03

Gracias P3ter... Pero como te dije, las cosas que cuento están en su mayoría superadas... Y bueno con mi querido Esteban me hubiese conformado con ser su fucking guy como dicen por ahi... Bueno no se si tanto, pero no esperaba que de ahi saliera una relación estable... Gracias por visitarme...
-0-
Lascivus me halaga que te gusten mis relatos, se hace lo que se puede, y por cierto mi nick es Sandum... jajaja un beso!

Miss Neumann | 6 de febrero de 2008, 11:14

los hombres apestan! jajajaja, ok, eso fue de ardida; no todos apestan, usted que es joven y bello dele vuelo a la hilacha!

Sandum | 8 de febrero de 2008, 22:18

Gracias Miss Neumann... No todos apestan... Sólo los que no se bañan... jajaja Gracias por visitarme, y no dudes ques estoy tratando de seguir tu consejo...

Monchis | 12 de marzo de 2008, 12:45

Hola Sandum,

Hay que conocer a muchos candidatos antes de que llegue el indicado.

Aunque la belleza y el encanto físico son los primeros elementos que nos atraen, es posible que en medio de una conversación animada y otras muestras de interés se empiece a generar una química entre las dos personas que pueda desencadenar en algo mas interesante.

El secreto es darse la oportunidad de conocer y que te conozcan; a veces estamos demasiado estereotipados, por los conceptos de lo que aceptamos y no aceptamos y ni siquiera nos damos la oportunidad de conocer otras posibilidades.

Recuerda que lo mas importante no está a la vista.... y de lo que si es visible, no siempre lo captamos en la primera mirada, por eso hay que darse un poquito de tiempo antes de sacar conclusiones definitivas acerca de cualquier pretendiente.

Saludos,

Sandum | 12 de marzo de 2008, 20:58

Estimado monchis, creeme que trato todos los días de mi vida de superar esos esteriotipos, pero no es fácil, aunque he logrado algunos avances. Aprecio tu consejo, creo que es uno de los mas valiosos que he recibido desde que inicie el blog... Saludos!

Daniel Lara F. | 15 de marzo de 2008, 20:11

Tranquilo, tranquilo. Ya llegará de nuevo un Esteban que te atrape y se deje atrapar.
Saludos