I dunno...

No deja de enajenarme el hecho de los complicadas que pueden ser algunas relaciones. Estar enamorado, tener un ligue, andar con un “atrape”, amigos con derecho, novios formales y pareja, son palabras que aunque se usan para referirse a la atracción entre personas diferentes son cosas absolutamente diferentes y hasta contrarias entre sí… Hay muchas cosas en este tema, que me intrigan, y sobre las cuales estuve indagando:



En las relaciones siempre hay alguien que manda.

No me refiero a la discrecionalidad de decir: “Hoy vas a comer aquello”, sino al hecho que cuando hablamos de parejas, siempre hay alguien que marca la pauta, y que en cierta forma determina “El que, el como y el cuando”. Lo peor, viene siendo, que según sea el caso, estos roles se intercambian, según las situaciones, independientemente si hablamos de una pareja hetero o no… ¿Podría una persona ser pasiva en la relación y permanecer así por el resto de los días hasta que sean viejos y vivan en una pradera como la de Heidi? Me temo que en todos lo casos observados la cosa no funciona así:


“Joan se caso con Nadia un luego de 4 años de relación. Joan, sorprendentemente no había conocido a otras mujeres. Durante mucho tiempo Nadia fue la dominante en la relación. Esa dominancia paso a ser humillante. La humillación acabo con la autoestima de Joan quien no solo se comía la mala vibra de la esposa, sino que seguía con ella como si nada en la vida tuviera solución”


“Cuando Harry conoció a Samuel, Harry no había distinguido a otro hombre en plan romántico, y aunque Harry fue quien pidió ser novio de Samuel, en las primeras de cambio era Samuel, con su mayor experiencia quien marcaba la pauta, el que el como y el cuando. En algún punto de esta larga relación los papeles se invirtieron, aquí no cabe ese prejuicio del hombre o la mujer de la relación”


“Sandum conoció a Álvaro y erróneamente pensó que el era quien marcaba la pauta”.


Es evidente que las situaciones antes descritas tienen como plus adicional ser la primera vez de, pero aún así, el estar sometido a la voz de un Cesar, sin previo acuerdo de tal cosa, nunca resulta.


En las relaciones se llega a un punto en que alguien es el que da más.

Siempre se ha dicho que en relaciones amorosas, hay alguien de da mas de si. No creo que esto sea cierto, pero en algunos desafortunados casos podría ser así:

“Joan trabajaba fuertemente para comprar dos carros, pagar casa y mantener dos hijos. Nadia trabajaba duro, pero insólitamente colaboraba mas en su closet personal, que en el resto de la casa”


“Aunque Harry no hacia otra cosa distinta a estudiar, convenció a Samuel de que tal practica estaba fuera de sus posibilidades, así que con muchas artes convenció a Samuel para que aceptara cierto trabajo, que implicaba viajar. Harry menospreciaba la profesión de su novio, pero le encantaba recibir regalos de este, la cuales ganaba en base a esa –según el-, mediocre practica.”


“Sandum hacia lo que Álvaro quería en el momento que él lo deseara, y lo hacia para verlo feliz, pues si el lo estaba, Sandum también”.


¿Cómo es que caemos en la fase en que damos más que nuestra otra parte? ¿Se puede evitar esto? Yo soy un ferviente creyente del dar sin esperar recibir nada a cambio, pero ¿Hasta que punto esto resulta tolerable en una relación de dos?


El “break” una solución demasiado moderna.

Algunas veces luego de largas relaciones, un break, a.k.a. tomarse un tiempo se plantea como una posible solución a una relación cuyo roles de mando y fases de “quien da más” y “quien da menos” ha terminado en una espiral de problemas. En todo caso el break no es un instrumento, para gente fea y novelera, como diría Rafa Valladares, y mucho menos, como me comento una persona, que entreviste en la ocasión de escribir este post “debe tomarse como un desnalgue utilizado para montar cachos a diestra y siniestra”. En todo caso, y aunque para algunos suene sorprendente, el break por lo general desemboca en resultados positivos, según pude comprobar, bien sea para las partes en forma individual, o en el mejor de los casos, para la vida en pareja. Los pasos de un break exitoso son:

1.- Tener una relación de verdad donde las cosas en común como “nos gusta el salami” hayan sido sustituidas por “me agrada cuando te interesas por mis cosas y conversamos sobre eso en las noches”. El break es para parejas con un verdadero vínculo sentimental.

2.- El break debe ser de mutuo acuerdo, evitando cosas así:


“Te dejare por un tiempo, y veré como resulta todo, sino te recuperare en un tiempo”


No se puede ser tan infame en la vida. Aunque sepas que tienes el control, debes respetar el amor de tu otra parte, no trapear el piso con ese amor. Además ahí nunca esta hablando de break, le esta diciendo: “Te dejo por que me aburriste y si no encuentro nada por ahí, vuelvo contigo”. Alguien así merece ser escupido, esa es mi opinión.


“Debemos darnos un tiempo”, así sin más explicaciones.


No, no, no… El break, como un acuerdo de caballeros y como una relación sólida que se respete debe ser de mutua decisión, se debe dejar muy claro si verán a otras personas o no, y en que circunstancias…

“Cuando Joan estuvo con otra mujer, y descubrió que no era tan malo en ese aspecto como le decían, su confianza aumento, y su desconfianza a su esposa, se hizo mas grande, comprendió que estaba subrogado a ella, asumió su barranco y se convirtieron en un divorcio feliz”


“Samuel pronuncio las infames palabras del break, con ese final nefasto de cuando quiera te recupero. Habían pasado por muchas rupturas y vueltas a empezar, y aunque no se sabe a ciencia cierta, probablemente la curiosidad mato o subrogo el amor que Samuel sentía hacia Harry…”


“Sandum se entero que estaba de Break cuando Álvaro quiso volver con él”



Analízate y quiérete.

Algunas veces las ganas que tenemos de que “la relación funcione” o de “pasar el resto de mis días contigo” son superiores al amor que en realidad sentimos por esa persona. Hay personas que sencillamente “les enferma” estar solos, que no conciben amanecer sin alguien respirando cerca de su oreja, en fin… Pero ¿Estas dispuesto a sacrificar tu amor propio por alguien que no merece la pena? Eso nunca puede ser algo mas saludable que estar conciente y necesariamente sólo por las circunstancias… ¿Qué caso tiene estas con una persona que lo único que genera en mi es dudas y rabia por su comportamiento? ¿Eso puede ser llamado una relación?


“Samuel se sentía superior a Harry, por que según él su profesión (o la que tendría pues aún no se gradúa) es mejor que la de aquel. No conforme con eso constantemente le soltaba frases parecidas a hubiese sido mejor que estudiáramos lo mismo”.


Yo no podría estar con una persona que me menospreciara. Bastante tengo ya con tener que soportar toda la presión a la que yo mismo me someto, como para encima de eso, tener que pasar por el tostón insoportable de tener a alguien incapaz de realizarme una critica constructiva, que lejos de ayudarme, terminara socavando mi autoestima.


En todo este proceso una parte en particular me impacto, y no puedo opinar pues mis relaciones no han sido muy largas… “Lo que mas me duele de terminar, es el tiempo”. La verdad, no se que decir, pero no puedo dejar de pensar ¿Vale más el tiempo que compartiste en esa relación, la cual paso de buena a mala, que, el resto de tu vida? Por favor necesito ayuda para entender esto…



¿Cómo haces para soportar lo anterior?

“No le paro”, es la respuesta mas común. ¡Dios! Todos sabemos lo aburridor que puede ser estar hablando de “nosotros” y sobre sentimientos 24/7, pero, pasar por alto ciertas cosas, que no superaremos con el tiempo, solo hacen que cierto resentimiento se acumule, y cuando este rebosa… Uff, es mejor no hablar de eso…

Que difícil es todo esto… Sólo algo para terminar: Los casos son narrados entre paréntesis son 100% reales.

16 comments

cedatrugo | 28 de agosto de 2008, 22:16

Mmmmm está muy muy muy bueno tu post, y en general todo tu blog... Hace muy poco lo descubrí y pues es la primera vez que me atrevo a dejar un comentario... Pero tu post fue excelente, y me senti plenamente identificado con el jejeje... Sigue escribiendo así!

Eduardo | 29 de agosto de 2008, 1:35

1:34 AM, llegando de CCS xq el fucking bus se accidento y prendo mi pc y me encuentro con tu post.... Todo un estudio de investigacion hecho arte :P Congrats! :D

Akira | 29 de agosto de 2008, 7:26

Esto no es un post, es un articulo y un muy buen trabajo investigativo!!!

Excelente novio!!!

Thiago | 29 de agosto de 2008, 10:27

Cari, y yo sin enterarme de nada... Nosotros en qué fase estamos? hemos tenido un break de esos? pq te llama novio Akira si eres el mio? en nuestra relación no soy yo el activo? ahora todo son dudas, jajaa

Lo que no me deja dudas es que Alvaro te dejó marcado. Las relaciones no se pueden catalogar, cada una es una experiencia nueva. pero en cualquier caso cuando va mal, seas el fuerte o el debil, el activo o el pasivo, el que da mas amor o menos, cuando la cosa va mal, es tontería intentar recomponerla poniendo mas.... A llorar y a por otra.

Bezos.

Hefestión | 29 de agosto de 2008, 11:29

No se que decirte. Quizás es la naturaleza humana. Lo que si te puedo decir, y quizás lo puedas corroborar con alguna investigación es que la gente se empareja por las razones menos indicadas. De ahí en que esas razones desaparezcan al poco tiempo de la relación y la misma ya deje de tener sentido.

No es la regla, pero muchas veces es así...

Bechos

Jernest** | 29 de agosto de 2008, 13:17

Alvaro me cae mal... pero Nadia más.

Loved it
xoxo

Monchis | 29 de agosto de 2008, 14:27

Muy buen post... y muy real.

Saludos,

Mitch... | 30 de agosto de 2008, 2:02

Sandum, todo un tratado este post... Con casos de la vida real y todo... La sección del break, nunca mejor explicado..... Todo muy muy real....

Ex-ce-len-te post.... ;)

Reina | 30 de agosto de 2008, 14:05

It's raining men???? WHERE?!?!?! para pasar un segundito por allá! jajajaaj

Sorry la perdida! estuve enferma y tengo mucho trabajo.

Quike | 31 de agosto de 2008, 2:25

Pusss.... me cae de perlas porque me acaban de dar "libreta de aplazamiento" de manera que mi relación tiene posibilidades de redituarse solo hasta después del grado... es decir en Enero y yo me pregunto ¿Por qué tengo que pagar los platos rotos de que el personaje no sepa manejar su tiempo ni sus emociones en relación con su mundo afectivo y académico? No hay derecho!

Israel Abraham | 31 de agosto de 2008, 14:22

En las relaciones es a veces como si uno de los dos, persigue al otro, y asi van..

PD Espero no mudarme, aunque me gustaria estar con mi familia, pero dejo muchas cosas, asi qu eno se...Pero el record lo tiene la parte del cancer... Ese es el motivo de Margarita

Sad :(

Thiago | 1 de septiembre de 2008, 10:05

Cari, amor mio... me sorprende que seas tan celoso, cuando tu no paras de contar aquí todos tus conquistas... Yo tb. tengo mi corazoncito. Y tu sabes que eres mi cibermarido per seculam sandorum.

Otra cosa es que tenga novios, amantes, ligues, folliamigos, realipolvos, pornoligues, pajilleros, mamatrices, culiprietos... De eso no dijimos nada, jajajajaj.

Bezos.

Majo | 1 de septiembre de 2008, 16:40

coincido con akira!
^^
xx

pablitö | 1 de septiembre de 2008, 23:45

sip, las relaciones on muy complicadas, a veces en exceso... estoy de acuerdo con todo excepto con lo de los break, me parece un poco dificil eso de que tengan resultados positivos, aunque es bien tener la madurez de "darse un tiempo" (y soportarlo), y que de buenos resultados... supongo que depende mucho de la personalidad de los involucrados...

chau... saludos

Assail Linus | 2 de septiembre de 2008, 0:22

Hola!!
Tenia algo de tiempo perdido... en unas merecidas vacaciones xD
Pero ahora que he regresado, me agrada mucho ver que tus post siguen siendo muy interesantes.
Es muy normal pensar que las relaciones tienen patrones de comportamientos mas o menos identificables: uno que da más que el otro; una que prefiere ser pasiva y esperar que el otro tome todas las decisiones; uno que le gusta dominar y llevar las riendas de la relacion...
Yo, como siempre he pensado, creo que las relaciones son un toma y dame, yo doy y tu das. Una relacion es de dos, asi que ambos tienen el derecho y el deber de velar por que la relacion prospere y madure, sin que haya alguien que se vea como "el dominante".
Sandum, me alegra estar de vuelta. Te informo que este mes será bastante importante en mi blog, espero tu visita pronto! LOL
Cuidate mucho... Nos estamos escribiendo!!

Carlitos | 21 de septiembre de 2008, 21:48

Este es un tema que me ha carcomido el cerebro por mucho tiempo, y más ahora que salgo con alguien mucho menor que yo. ¿Cómo se establece un "equilibrio de poder" cuando sólo tú tienes la independencia económica, familiar y afectiva?
¿Quién manda? y no hago sino pensar en la canción de Serrat... "sería fantástico que todo fuese como está mandao y que no mande nadie".
Mientras eso pasa, sigo buscando el equilibrio y creyendo que en una ruptura lo que más duele es la pérdida, pues si le dediqué tiempo de mi vida fue porque era valioso. Lástima que con el tiempo cambien.