En el marco de nuevo.


El pueblo aún continúa dando sus coletazos de perdedor, de saberse abandonado por mí, de saber que regresare unos días solo para buscar lo que me deben en la empresa y el resto de las cosas que deje “supuestamente olvidadas” allá… Inclusive en sus calles mal asfaltadas, llenas de zanjas mal rellenas, dentro de las cuales corren tubos de agua blanca, producto de una mala planificación “post asfalto”, aún quedan historias…

Dos sábados luego de mi anterior fiesta decidí ir a otra… Bueno digamos que no lo decidí, se presento la oportunidad. Había perdido todo tipo de esperanza en lograr mi trabajo de campo, dado que, me falta un poco de valor, aún no soy capaz de enfrentarme a mi papá… El asunto es que todo fue más o menos a raíz de esta conversación:

— ¿A quien se supone le dicen Puchuco? —pregunte yo.
—Ese es uno de los que esta conmigo en el proyecto ¡Ah! —exclamo mi hermana como quien olvida un dato de suma relevancia— También es el marico del salón…

La verdad yo me estaba haciendo el tonto. Yo sé mucho de Puchuco dado que mi Madrastra es Orientadora de ese colegio y al parecer todo el asunto que envolvió la transformación de Puchuco en la típica loquita de pueblo me lo sabía de memoria (debido a que yo soy el único en la casa que se cala los cuentos pedagógicos de la señora).

Y mientras mi hermana divagaba sobre si sacar al personaje o no del proyecto, debido a que al parecer no había manifestado mucho interés, yo interrumpí de nuevo (estaba con unos compañeros de ellos):
— ¿Y que se supone que hace Puchuco en este momento que ustedes están aquí?
—Nada —respondió una amiga de mi hermana—, el falto toda esta semana al colegio —era sábado ya— por que estaba preparando su casa y organizando todo para una fiesta que tiene hoy en su casa…
—Ah ok ya veo —dije yo con pose de Miranda—, es decir que mientras ustedes están aquí matándose para estudiar y terminar esto el señor se encuentra muy divertido en unos preparativos y hoy va a estar de fiesta…

Hubo muchos minutos de dimes y diretes en los cuales mi hermana no se decidía a sacarlo, alegando un supuesto espíritu compañerista (quien no haga el proyecto se quedaba para la revisión en septiembre). Yo me canse de alegar, pero se me ocurrió una excusa perfecta para ir y tantear la fiesta sin levantar sospechas:
—Ok, yo veo tu punto, pero de todos modos deberías obtener un beneficio por esto ¿Sabes? —Le dije a mi hermana—, en esta casa fue que prácticamente se hizo todo, se uso mi computadora, usaste las asesorías de tu mamá y mías, y el no hizo nada, lo lógico sería que te pagara por estar en el proyecto ¿No crees?

Remate con varias de mis anécdotas personales en las que yo les cobre por ayuda a pésimos estudiantes y luego añadí:

—Y deberíamos aprovechar hoy que esta en preparativos de una fiesta para ir a quitarle ese dinero, seguro HOY es el día en que debe tener más dinero en el bolsillo…

No hubo tiempo de sobre producirme en exceso como la vez anterior –en la que planifique mi atuendo en base a unos objetivos-, de hecho fui con la misma ropa de ese día (Franela Quicksilver, skinny jeans, zapatos Vans), mas algunos complementos inútiles (no lo voy a detallar).

Era un barrio muy feo aquel donde vivía Puchuco, y claro esto bajo la óptica de que en el pueblo no hay “Barrios” bonitos, pero en fin… Decidí quedarme algo alejado de la fiesta (en la callejuela posterior y tratar de ver todo desde allí). No podía ver nada por la cantidad de árboles, solo escuchaba la música (muy mala por cierto), pero aún así pasaron varias cosas:
-La primera es que estaba llamando demasiado la atención. Seres truculentos que aparentemente venían de/se dirigían a/provenían de/buscaban la/ fiesta se me quedaban mirando mientras yo cruzaba los dedos en mi bolsillo derecho para quitarme mi anillo de grado, al tiempo que pensaba “… que no se acerquen, que no se acerquen”. Lo peor fue cuando dos plumíferas me pasaron por la acera del frente y luego de quedarse mirándome sin ningún atisbo de prudencia o discreción salieron corriendo hasta la fiesta dejando una estela de plumas tras ell@s...
-La segunda es que como estaba en el frente de una casa que aparentemente era una bodega de esas a la vieja usanza (¿Nadie paso por eso de: “Hijo necesito que vayas a la bodeguita”?) sentía que alguien me observaba… Y en efecto era así, por que al rato el observador no se pudo contener y me salio al paso:
—Tipo ¿Vas para la fiesta? ¿No sabes donde es?
Y yo con mi cara de “Say What?” le respondí:
— ¿Qué fiesta? ¿De que me habla? Yo estoy aquí parado esperando a mi hermana…
— ¡Ah! Es que yo pensé que ibas –si el igualado me tuteo- a la fiesta de la garcita.
Tuve ganas de preguntarle por que era tan falta de respeto, o por que le dio esa impresión, pero para variar, me quede tranquilo… Al rato la bodeguita se lleno, y mientras el viejo conversaba con algunos de sus vecinos y la música aumento de nivel, vocifero:
—Me pregunto como ira a ser la repartidera de culos allá esta noche…

Quede indignado por los niveles de morbosidad que tienen algunas personas supuestamente heteros, que en el fondo parecen homosexuales reprimidos…. ¿Qué le importa a ese viejo lo que pase en esa estúpida fiesta? Si tanto le interesa como es la fulana repartición debería ir entonces ¿No?

Finalmente y cuando el viejo barrigón y chismoso se metió de nuevo en su casa (se había sentado afuera) y como mi hermana se estaba tardando mucho, decidí dirigirme a la fiesta. Apenas entre hice los típicos gestos exagerados cuando uno simula estar buscando a alguien, esto es: me levante de puntitas, me coloque la mano a modo de visera en la frente, movía los ojos lentamente de un lado a otro y así. De todos modos, y como habrán de suponer, luego de unos segundos la atención se centro en mí, era como un humano en el recinto de los zoombies sedientos de carne fresca. Tres osados se acercaron disimuladamente a donde estaba yo, y uno me pregunto:
— ¿Buscas a alguien, rey?
Hacía tiempo que no sentía ganas de patear a seres humanos, pero respondí:
—Si busco a alguien, pero no eres tú, ni ustedes —dije volviendo mí mirada a los otros.
—No, la diva pues… —dijo otro entre dientes.

No estaba previsto por mi pelear con gente que probablemente estaba armada —tenían pinta de maricos peligrosos—, así que los esquive y me adentre al recinto… Sería muy tedioso describir el lugar, imaginen un corredor techado full de gente, todos en su mayoría extrañamente vestidos y en algunos casos disfrazados… Por el camino alguien consiguió apretarme un glúteo y finalmente llegue con mi hermana… Estaba hablando con el papá de Puchuco y/o Garcita. El papá les dio el dinero y salimos de ahí… Con suspicacia y cuando nos alejamos del lugar, la amiga de mi hermana pregunto:
— ¿Qué hacías tú hablando con esos maricos?
—Ellos fueron los que me hablaron a mi… yo entre a buscarlas por que me tuvieron media hora afuera…

Finalmente comentamos impresiones acerca de lo increíble que supone que un papá y una mamá accedan a recibir semejante circo en su casa. Es algo único en este pueblo me atrevería a decir.

En la casa pensé que este ambiente de provincia, al parecer no tiene mucho que ofrecer. No había nadie interesante en la fiesta, todos eran adolescentes y post adolescentes, tratando de convertir una fiesta mal planificada en un espectáculo de Wild On… Demasiado triste, y yo que llegue a pensar que si la cosa se veía buena regresaba mas tarde ¡Que equivocado estaba!

12 comments

Adrián | 18 de junio de 2008, 19:14

Muy interesante Sandum ... poco a poco me voy dando cuenta que la vida no es tan diferente sea en Colombia o en Venezuela ... solo que el contexto cambia, pero el ciclo es el mismo ...

De nuevo gracias por la idea de la red, pero he encontrado mas revuelo en una imagén que solo representa mis crónicas, que las propias crónicas...

Saludos desde Colombia

Gabriel Isturiz! | 18 de junio de 2008, 21:13

jejeje, 'Maricos Peligrosos' JAJAJAJAJAJAJA! has dicho algo muy importante, en una disco le tumbé el trago a un fuerte horrible, pensé que me iba a desfigurar T-T

eres manipulador, lo cual es bueno! yo también soy así, maquillo las palabras para desencadenar las acciones que deseo =P que lástima que la fiesta fuese una porquería, núnca está demás mover el cuerpo =P

espero que los cuentos en 'la gran ciudad' lleguen pronto =P

Take Care

Bye_!

Thiago | 19 de junio de 2008, 3:31

jaaj cari, de verdad que eres único....Eres el nuevo Gabo, que orgulloso estoy de que mi novio de por aquella parte no se sumergiera en una fiesta de maricas malas y peligrosas, y me guarde ausencias y solo se presente alli para luego hacernos sus jugosas crónicas, jajaaj

Un bezo, cari. Somos una pareja abierta, pero no tanto, jajaj Las maricas malas no caben en nuestra relacion, ¡que se jodan! jaja

NeoGabox | 19 de junio de 2008, 11:20

O_O
Puff...
Bueno siempre han dicho que un "marico" es peligroso... No quiero ni imaginarme como lucían esos... xD
Yo ni idea de esas fiestas raras de "provincia" que dices tú... Hasta que hace como un mes, vi como se desarrollaba una al frente de la casa de mi tía... Y lo peor XD y como tu dices... Mis tios, mi mamá y yo nos escondíamos entre las cortinas fisgoneando lo que pasaba allí, hasta llevaron una parrandita y todo XD
Bueno a estas alturas yo creo que parte de que se haya hecho un "circo" esas fiesticas es porque 1. Existe la misma alienación de siempre por parte de la sociedad y 2. A las plumíferas les gusta llamar la atención y se disfrazan y tal... ¬¬ eso me parece denigra a los "homosexuales" por que, como podrían exigir respeto de esa manera?

Bueno... Ya me extendí...

"Saludos Monocromáticos"

Akira | 19 de junio de 2008, 12:50

Que parche pollo!!!!! pero al final saliste bien librado!!!!

Muy muy entretenido, un abrazo!

Joey | 19 de junio de 2008, 15:42

Hola pase a conocerte y a leeerte espero pronto podamos enlazar nuestros blogs, interesante lectura.

Monchis | 20 de junio de 2008, 8:19

Hola Sandum,

Aunque no he vivido nunca en provincia, me imagino que las condiciones especiales de los pueblos pequeños, llevan a situaciones extremas.

Eso de la loquita del pueblo, de ojo pintado, peluca morada y tacón amarillo.... es algo tan común en Colombia como en Venezuela.

Saludos,

Dark Angel | 20 de junio de 2008, 8:58

Coincido con Adrian... el panorama no es tan diferente... vamos entendiendo que el mundo es uno solo.
Hola.
Te vi referido en algun blog y vine a darme una pasadita por aqui... leeré un poco en tu pasado...
estoy en linea

Igny | 20 de junio de 2008, 17:46

Bah, la homofobia se trata de manifestar públicamente el desacuerdo con esta "conducta sexual", aunque finalmente no se esté tan en contra, y hasta -como en el caso de ese señor- podrías estar interesado en unos minuticos de ese denigrado mariquismo.
Saludos,
Igny

Eduardo | 22 de junio de 2008, 20:50

Lei el post hace dias... Pero no recuerdo exactamente que dice... Solo lo de la fiesta de locas pero no mas detalle.. En fin... Solo quiero crear envidia con mi comment... Sansdum me invito hoy a comer y eligio ropa para mi jaja... :P Solo siento las cosas malas ocurridas... :S Pero es dificil cambiar el poder de mi chakra, ki o como quieran llamar esa fuerza que emana mi cuerpo y afecta mi entorno y a quien ande conmigo... jaja (Sabes que me refiero a la comida) :P Bye! Mi next comment sera mas serio XD

Sandum | 24 de junio de 2008, 11:11

Claro que no es diferente Adrián, tienes toda la razón... y lo de la imagen, el crédito es tuyo, yo sólo di el empujoncito...
-0-
Hola Gabriel! Pues si esa gente que usa hasta los espejos como armas son los maricos peligrosos, yo en cambio soy absolutamente inofensivo jajajaja saludos!
-0-
Iago darling eso mismo te iba a decir... Nada de Locas peligrosas, es lo mejor para nuestra relación abierta... Kiss!
-0-
Hola Gabo! Pues no sé... Percibo un atisbo de prejucio en tus opiniones pero no sé... Luego de nuestra discusión por el interno creo que son sólo ideas mías! Saludos!
-0-
Akira un beso para tí también... I miss u!
-0-
Hola Joey! Pronto le hare una visita como se merece tu casa rosada... Saludos!
-0-
Monchis!!! Wao, tu si que sabes como explicar ese esteriotipo!
-0-
Hola Dark!!! Pase por tu casa, pero en una visita tan rapida que no comente... Tu calidad narrativa merece más, asi que cuando tenga más tiempo estaré por alla!
-0-
Igny... Call me crazy pero no estoy seguro de haber entendido el mensaje! Saludos!
-0-
Eduardo Eduardo!!!! No te puedes quejar de mis servicios de estilistas... Aunque en cuero hubiese sido mejor, en fin, jajajaja Creo que la torta se salvo de tu Ki por la caja de las Doñas... Afortunadamente... Kiss!

U.A.S | 24 de junio de 2008, 18:16

Ok, la introducción tipo Mary Alice... O Grey... O P.J Franklin (My Boys) o J.D. Dorian (Scrubs)... Soy yo, ¿o muchas de las series actuales tienen un narrador? En fin, el éxito está en narrar...

La cosa es que la introducción me dejó un toque bateado (ha de ser porque soy nuevito), pero el resto... Opa, si se ve que tenés pegue con las locazas, opa, opa... Lástima que, bueno, ninguna era como para pasar la noche... Diva