Lamento decepcionar, pero…


El momentáneo abandono en el que tenía el blog parecía presagiar que una nueva y gran aventura estaba a punto de ser contada por mi desde Caracas, lamentablemente no llegue a pisar la capital de nuestro país, al contrario, me quede en la ciudad mas chic de Venezuela (me refiero a Valencia, a los que aún dudan), como ya se lo había dejado ver a la genial Dirgni desde los comentarios en su blog.

Conviene aclarar que no fui a Caracas principalmente por la cancelación de mi cita en la estética dental, no era algo urgente, además creo que el fondo las pocas ganas que tenía de dejar gran parte de mis ahorros en ese lugar terminaron haciendo que el universo jugara en mi favor (o mi contra).

Las citas.

Con todo, no había cancelado el viaje a Caracas del todo, sin embargo los turnos imposibles de Píu, el médico, su complique y todos sus rollos me hicieron cancelarle la cita y dejarlo para un después, además el tipo tenía problemas con su pareja. Creo que no estoy en condiciones de consolar a nadie (Mas bien soy yo el que necesita consuelo).

Me quedaba la cita con el Blogger, pero me la cancelo… Parece que “casualmente” venían familiares suyos de Canadá o que se yo, y eso le consumiría demasiado tiempo. Me dejo con la duda sobre el tiempo que necesitan ciertas personas para tomarse un café, pero en fin. Curado de esos rebotes, le inste a que si quería dejábamos el contacto por Messenger, pero insistió en mantenerlo, por lo que al final, como que le creí y dejamos el encuentro para otro día… (Parece que una foto mía recién levantado tomada con mi nueva cámara lo hizo cambiar de opinión, ni me pregunten por que, al fin que entre gustos y colores…).

Cancele el viaje a Caracas después de todo eso, por lo que tampoco hable con mis primas de mi cartelito, ni le conté las hazañas a mi tía de su primogénito en Amazonas, cosa que de todos modos no podría hacer pues la mandaron para Mérida en Operativo de Semana Santa.

¿Qué rayos hice en Valencia?

Pese a que nací en la Maternidad Concepción Palacios (Caracas), Valencia es mi hometown, así que no la pase mal, de todos modos el objetivo principal del viaje, hablar con mi mamá seguía latente. Fue muy duro para mí, y créanme que no entiendo por que, comprobar cuantas personas en la familia sospechaban mi homosexualidad, tanto así que cuando íbamos avanzados en ese tema, preferí pasar a otra cosa. Peor fue saber, que en un momento de desahogo mi mamá se lo comento a una de mis tías (no la culpo), ante la insistente preguntadera de esta última claro, y mi tía luego de digerir la información (contada parcialmente por mi mama, con una posición de “yo tampoco estoy segura) comento:
— ¡Bueno ya tienes a tu hembrita para que te acompañe!
Otra de las cosas que me llamaron la atención es que ya ninguno de mis hermanos tiene dudas al respecto, los dos reticentes tuvieron una plática entre ellos en la que el mayor le comento al menor:
—Que chimo que Sandum sea…
— ¿Y cual es el peo? Igual es nuestro hermano y ya, deja de sufrir por eso…
Luego que mi mamá me contó eso (ella lo supo por el menor), creo que AMO mas a mi hermano, y me parece increíble que el menor de la pandilla tenga las ideas mas maduras que el resto.

El resto de la conversa con mi mama fue muy refrescante, pese que al decirle tantas cosas, no dejaba de sentir una especie de vacío en el estomago, y una rara sensación que ya nada sería igual, pero quien sabe, a lo mejor en adelante será mejor. Mi mama cerro con broche de oro diciendo:
—Yo no tengo ningún problema con eso, además que tu eres mi quinto hijo varón, creo que siempre lo supe, igual te quiero, no te voy a mentir diciendo que me siento feliz, pero tampoco me voy a morir ni a llorar por eso.

Aventuras de PataSandum.

No pienso hacer un refrito de las historias publicadas por el amigo Patacaliente, blog que revise recientemente, pero debo decir que una de las frases escritas en el, algo así como “Las miradas son nuestro código” me hizo tener varias interacciones interesantes:
La primera fue en un súper exclusivo restaurante de comida japonesa en Valencia, donde acabados de sentar en la mesa mi mama y yo, divise tres ejemplares, que de no ser por la curiosa forma en que se sentaron, no habría pensado yo que eran gays. Los que parecían pareja se sentaron muy juntos, y el que me gusto, se sentó frente a ellos. Yo, sentado en la mesa de al lado, frente a mi mama, quien le daba la espalda a la pareja, tenía una visión espectacular del muchacho (Lo mas sexy y lindo que había visto en meses). Con la información de pata recién digerida, empecé a mirarlo discretamente (nunca había hecho esto antes, o al menos no con la intención de coquetear o llamar la atención), varias veces me devolvió la mirada, pero como yo la esquivaba, el seguía en su conversación. Luego trate de ser más evidente, y mientras maniobraba con la horrenda cuchara que te dan para comer el delicioso Wanton, el me miro de forma picara, mirada que interprete como “¿Qué quieres? ¿Te gusto?” Entonces sucedieron varias cosas al mismo tiempo:
-Se me cayó la cuchara en la sopa salpicando ligeramente.
-Ante la mirada evidente del muchacho sus amigos se volvieron para ver que era lo que el otro miraba con tanto interés.
-Mi mamá se volvió a ver que fue lo que me produjo el tropezón con el cubierto.
-Las miradas de mi mama y la pareja se encontraron.
-El hombre sexy prorrumpió en una discreta risa.
-El mesonero intento limpiarme como si yo fuera un bebé.

Los amigos de mi chico buceado pensaron que la mirada y la risa se debían a mi show y se volvieron, mi mama empezó a decirme que tuviera más cuidado y todo se calmo. No conseguí números, ni dirección, ni nombres… Aw…

Luego en una feria de comida rápida (otro día), divise a dos hombres, de los cuales uno muy rubio llamo mi atención (y era el que podía ver frente a frente, aunque algo alejado. Trate de ser más evidente, y luego que el rubio se dio por enterado de todo, me levante a vaciar mi bandeja cerca de ellos. Volvieron a suceder varias cosas al mismo tiempo:
-Mis acompañantes se extrañaron que me levantara súbitamente y me siguieron con su mirada.
-El rubio le hizo señas a su acompañante para que se levantara el.
-Me molesto la actitud del rubio.
-Ambos llegamos a la papelera al mismo tiempo.
-El otro señor, que no me llamaba la atención en lo mas mínimo, me dijo “Hola”
-Iba a devolverle el saludo pero me hice el loco, pues note que en la mesa me miraban.
-Me regrese y no vi mas hacia esa zona.

Al final y luego de otras experiencias similares puedo concluir que tengo más noción de cómo entrarle a alguien en la calle, aunque según el blogger popular, esto no es algo muy útil… Lo que sea, al fin que mi blog se llama Se Busca un Hombre, no Se Busca un Marido, Se Busca un Esposo… Solo busco a alguien, el resto de la historia se escribirá sólo…

Lo malo.

Mi computadora se daño así que quien sabe cuando este de nuevo por estos predios (La verdad mañana me la arreglan), mientras… Mañana publicare algo, el final de los relatos de Cheo (Ewww!). Hice lo imposible por regresar al monte el día indicado, pero aún así me reintegre un día después y me amonestaron… Creo que mañana empezare a trabajar preaviso… ¡Saludos a todos!

P.S.: Compre la cámara, se avecinan cosas nuevas al blog...

12 comments

Akira | 25 de marzo de 2008, 19:37

Buena semana santa y entretenida.

Yo por mi parte si cai en las manos de un ortodoncista y aunque no me duele nada siento que no tengo dentadura.

Lo de la familia a veces es complicado, en mi caso sospechan pero no dicen nada, viven relajados, tanto asi que mi madre jura que voy a cambiar, y lo sé por una carta que me envio,(carta que publique en blog) pero igual no le importa. Bien por tu hermano, a mi me pasa igual con mi hermana menor, cuando la visito hasta conincidimos en gustos, ji ji ji.

Ahhh, y eso de la interaccion con otros personajes del gremio es tan común, aqui lo llamamos gaydar y es lo que nos pone mas arriba en la escala de la evolución (eso lo digo yo y es que es nuestro 8 o 9 sentido, ji ji ji)

Saludos

nohe | 25 de marzo de 2008, 21:12

Wow... al menos la pasaste bien. los medicos son demasiado enrollados, creo que saliste ganando con la cancelación de esa cita.

Que hermoso es tu hermano.

p.d.- Gracias por comentar en mi journal

Dirgni Raquel | 25 de marzo de 2008, 23:08

Para ti soy genial ^^

... Valencia no es chic, es un pueblo de sifrinos

... Tenemos algo en común: nací en ccs pero viví 13 años en valencia (es por eso que hablo con propiedad del pueblito)

...Hoy estuve de nuevo en yamato y veía a todo el mundo como tratando de adivinar si ese era sandum jajaja

besos! =)

LuisGui | 26 de marzo de 2008, 13:25

He disfrutado mucho con tus palabras espontáneas y refrescantes. Descubrí que es un placer leerte.
Volveré más a menudo.

P3ter | 27 de marzo de 2008, 18:09

tenias mucho tiempo perdido sandum, es reconfortante saber que has vuelto! y espero que una de esas sorpresas próximas.. sea que coloques una foto tuya jeje.. saludos!

lodariatodo | 28 de marzo de 2008, 0:06

Pido para ti el milagro de la pareja perfecta...
Eres un gran comunicador, me encanta leerte...Me descubro y redescubro a traves de tus palabras y viajo en ellas.
Bendita tu familia te toca liberarlos...
Hoy me preguntaba ¿si sandum consigue pareja lo perderé como escritor...?mmmm egoismo puro, el mio.
Deseo para ti aqui y ahora una persona sana mentalmente, próspera, enamorada de la vida, entusiasta, inteligente, mejor amante y q desee caminar contigo.Besitos

Buh | 28 de marzo de 2008, 22:02

Creo q necesitas un poco más de práctica.. jajaja utiliza a las niñas a ver si ellas caen, no te dará miedo y así aprenderás =)

jajaja q loca soy.. no me pares!

Un beso y espero q cuando vengas a Ccs nos vuelvas a avisar.

Tokio | 28 de marzo de 2008, 23:13

No viniste a Caracas. Pensé que el "tip" te serviría de algo... Ya me preguntaba por dónde andabas. Hehehehe. Saludos.

Tokio

Sandum | 29 de marzo de 2008, 17:54

Gracias Akira, creo que ya estoy empezando a entender lo del radar, el cual como que estaba atrofiado por el poco uso. Mi hermano es el mejor y mi mamá ni hablar.. Saludos!
-0-
Nohe hola! Bueno no hay nada que agradecer, siempre comento cuando me gusta lo que leo.. Saludos!
-0-
Dirgni claro que me pareces genial, y al menos tienes novio y en Valencia! Lo de Valencia mejor lo dejamos así, aunque yo te gane pues vivi 16 años continuos en ella... Saludos!! P.S.: No fui a Yamato esta vez, mi anecdota fue en el Imperial Garden...
-0-
LuisGui me alegra mucho que te guste lo que escribo y aqui te espero!
-0-
Mire P3ter perdido estabas tu... Y lo de subir fotos mias... No se, las historias que vienen en unos meses seran de escandalo para los prota... No quiero ganarme unos golpes gratis... Besitos!
-0-
Lodariatodo Amen, Amen Amen! Espero encontrar esa pareja perfecta pronto...
Sabes que me han preguntado mucho eso, sobre que voy a escribir cuando encuentre novio, que hare cuando ya haya publicado mi vida en el blog, etc etc... Solo puedo decirte que siempre estoy escribiendo, casi a diario, y si encuentro a alguien que nuble mi mente, pues todavia hay mucho material por compartir... De todos modos no creo que alguien me quite las ganas de escribir, es algo que disfruto mucho... Besos y abrazos para ti...!
-0-
Hola Buh! Pues si espero si poder ir a Caracas pronto... Y ese consejo de las niñas... ¡Que va! recuerda algo "Se Busca un Hombre"...
-0-
Tokio no te preocupes que el tip lo tengo grabado en la mente, aunque por ahi Peluche comento que ese se veía Too Pricey... Veremos! Saludos!

Dirgni Raquel | 30 de marzo de 2008, 0:34

Novio en Valencia pero vivo en Ccs =(

pablitö | 30 de marzo de 2008, 18:50

que comico todo lo de las miradas... y que lindos y que cuchis contigo tu mama y tu hermanito...

saludos!

Iliana Contreras | 3 de abril de 2008, 22:43

Heeeeeeeeey que bueno por lo de tu familia y uuuuuuuuyyyy que malo por la amonestación y el preaviso, espero hayan sido especulaciones tuyas. Me reí muchísimo con tus aventuras en la feria de comida, que risa lo de la cuchara Sandum, te pasas!!! Jajajajaj.
Seguimos por acá y besitos para tu hermanito menor, máaaaaaaas beeeello!!
Un abrazote...Manikita.