Observando la primera relación alguien mas

Post111

Hace dos noches salí con un chamo que tenía tiempo sin ver. Mis salidas no son como las del resto de las personas. Planeadas o no, siempre sucede algo desastroso que las arruina, excepto cuando está invitada la gente correcta, pero nunca se sabe. Este chamo, quien en varias ocasiones me había dejado plantado, recibió una cucharada de su propia medicina, y para esta siguiente oportunidad estuvo listo a la hora indicada por mí. Pese a que estaba cansado, y aún me quedaba suficiente resentimiento como para plantarlo otra vez, decidí no hacerlo… Solo porque estaba algo aburrido, y ya había pasado toda la tarde en el internet de mi trabajo, por lo que no tenía nada que hacer al llegar a casa.

8 p.m. y ya estaba sentado en Primo’s, teniendo para mi sorpresa una agradable conversación con él. Muchas cosas habían cambiado: ya no era tan presumido como antes, se veía más alegre y relajado, y ya no hablaba de su mejor amigo en el mundo (muy gallo para ponerlo en palabras). Cuando inquirí la razón de este cambio, me confesó que ahora tenía “una relación”. Mentalmente me traslade a mis siguientes 30 minutos: Una conversación aburridora sobre “Lo genial que es Luis”, aderezada con un “nosotros nos compenetramos de un bien”, con una guinda especial tipo “Nos amamos”. Salí de mi alucinación, y volví a la mesa para encontrarme con esto:

—Bueno, el no es de las personas con las que yo normalmente saldría, de hecho no sé a ciencia cierta porque estoy con él, y porque me estoy encariñando tanto.

“Por nunca te habían co… y ahora sabes lo que es bueno”, pensé yo, pero le dije:

—Bueno es tu primera relación con alguien que te gusta, y del género que es, es lógico sentirse así.

Luego empezó una larga retahíla de situaciones que le había tocado vivir: Que casi no se veían porque él vivía en Maracay, “te debe estar engañando”, pensaba yo. Que al principio las cosas fueron incomodas pero ahora estaban mejor “Seguramente desde el día en que decidiste acostarte con él”. Que el muchacho le había engañado diciéndole que solo había tenido tres relaciones, y luego le confesó que en realidad fueron 17, mi mente estaba en blanco, no pensé nada.

—Bueno en este medio creo que es mejor pasar por alto ese hecho y nunca preguntar cuantas parejas sexuales ha tenido el otro, puede ser espeluznante si relativamente no le conoces, y bueno no voy a preguntar si te estás protegiendo, porque en este medio, eso también debe estar sobreentendido —Nos miramos por unos  incómodos segundos, y yo seguí— ¿Lo haces verdad?

—Sí, claro.

No quise seguir indagando sobre el asunto, pero desee por su bien, que fuera cierto.

Luego me conto que fueron a su casa, un lugar cuyo nombre no recuerdo, pero empezaba por Barrio. Estamos hablando de un muchacho que nunca ha trabajado, que probablemente no planea hacerlo por los momentos, y que vive en una zona antigua, pero bien cuidada y burguesita en esta ciudad. Comencé a preguntarme hasta donde era capaz alguien de rechazar todo en lo que cree o dice que no hará jamás por una relación.

No vale la pena transcribir el ambiente humilde de la casa de su pareja, pero si la cara de horror de nuestro protagonista cuando se vio sumergido en todo aquello, y para rematar ¡Sin aire acondicionado! Fue un caos horrible, que pareció empeorar cuando decidieron ver una película bajo el aire tibio y denso de un ventilador.

Fue en ese punto cuando note que él estaba como en una encrucijada. Nuestro protagonista estaba en ese momento de nuestra primera relación, en la que uno se pregunta si no es mejor botar a la basura todo aquello en lo que creemos y mandar todo al carajo por nuestro amor. Me pareció prudente comentarle que yo había pasado por lo mismo, y a pesar de que muchos pensaran que soy un envidioso, le dije que evaluara bien su situación antes de jugarse el todo por el todo por una relación casi casual, que no podía calificarse como noviazgo, porque según el chico de Maracay “Para eso aún faltaba mucho”.

—Estás loco, yo no estoy así con él, me imagino que tu habrás hecho cosas horribles, pero yo solo le tengo cariño, y solo es que me da nota en este momento —me replico, luego de que yo le resumiera el mega cuento de la vida, con mi primera relación, y las cosas dignas “las peores cuaimas venezolanas” que llegue a hacer.

Más tarde esa noche fuimos a un bar. Entre varias cervezas, le pille viendo una foto en su celular de su “falta mucho para ser novios”. Me sentí alegre y triste por él. Alegre porque le dieron lo que necesitaba para salir de su nube de fantasías burguesas y delirios de “esas divas no pueden estar conmigo”, y triste, porque lamentablemente tengo la suficiente experiencia para concluir con los indicios obtenidos, que esa burbuja iba a reventar tarde o temprano, y eso si que es duro la primera vez.

—¿Y cuanto tiempo tiene que no se ven?

—Tres semanas.

—Umm…

9 comments

Hefestión | 24 de mayo de 2010, 11:34

Mmmmm, buen diagnostico. Cuando hay tantas cosas que se constituyen en obstáculos en una relación, siempre terminan por arruinarla.

Pero me gusta pensar que el amor puede obrar cosas increíbles en las personas. Claro, eso si las personas están dispuestas a superar esos obstáculos.

Lo que si estoy seguro que esos breves momentos de amor y felicidad que vivió el chamo, aun cuando la relación no prospere; por los motivos que sean, serán un muy bonito recuerdo para el.

Te mando un beso!

Joey | 24 de mayo de 2010, 15:51

Jajaja, ahora resulta que la calidad del amor se mide por la posesion de aire acondicionado, para mi que tu amigo aun debe estar buscando en internet donde puede comprar una buena dosis de realidad.

SANBUNO | 25 de mayo de 2010, 3:23

Estas Madurando, que bien , ya hasta hablas y comparas tus experiencias, solo medita por breve segundos lo que te falta y lo que sabras al cabo de unos 10 o 20 años?. Ahora, que piensas de ti en estos momentos?

Monchis | 26 de mayo de 2010, 8:24

Los toros siempre se ven con mas claridad desde la barrera... de tu amiguito simplemente diría que cuando caiga de la nube se va dar un golpe bastante fuerte con la realidad.

A todos nos pasa tarder o temprano,

Saludos

Carlitos | 26 de mayo de 2010, 14:32

No termino de ver clara la historia, no sé qué pesa más si su ingenuidad o tu pesimismo. Tampoco veo cómo incide en ti, por lo que no deja de sonarme a chisme de bar, cosa muy fuera de lugar en tus textos.
También puede ser que una nube negra me ronda desde hace semanas y no me deja ver nada con claridad. Todo es posible.
Estuve por acá, estoy pendiente de lo que escribes, es sólo que no me salen buenos comentarios, como puedes ver.

NewSaint73 | 28 de mayo de 2010, 8:42

Jajaja...ya revento?

The Dreamer | 2 de junio de 2010, 20:25

En los momentos mas tensos que he vivido me han dicho "Por eso los ricos no se deben mezclar con los pobres" o "si te portas mal viendote todo los días, digame que no haras si te veo solo cada 15".

Es una lata que esa haya sido la única conversación con el chamo. Me reservo otras opiniones xD

Sandum | 2 de junio de 2010, 22:18

Hefes: No podria estar mas de acuerdo con tu opinión. Aunque no lo parezca mucho, dar ese mensaje es la intención de mi post. Saludos!

Joey: Si vale, el es un poquito desubicado en la vida, pero la idea del comentario fue dejar ver que el estaba superando todas esas trabas mentales que le impedían estar en contacto con la realidad. Saludos!

Sanbuno: No se, muy general esa pregunta... Pienso que lo estoy haciendo bien, pero lo podría hacer muchisimo mejor! jajajaja Saludos!

Monchis: Eso es cierto mi estimado! Saludos!

Carlitos: Bueno aclarando que no es un chisme ya que no hay fotos o nombres reales de los protagonistas. Siempre procuro dejar al margen un poco mi opinión y que la gente saque sus propias conclusiones, aunque lectores atentos como Hefes, pueden captar perfectamente lo que quería transmitir. Mi perspectiva en la historia, prefiero definirla como realista en vez de pesimista y el cuento incide muchísimo en mí ¡Quien no quisiera volver a esos dias de ingenuidad donde todo era mas feliz! Saludos, y gracias por estar pendiente, te envío un abrazo!

NewSaint73: jajaja Acabo de decir que no es un chisme, pero como no afecta que lo diga... A empeorado mas, pero aun sigue...

The Dreamer: jajaja gallito, ya se lo que piensas anyway... Saludos!

Dark Angel | 5 de junio de 2010, 13:45

Nunca he conversado con una persona con quien haya tenido algo... es decir... nunca ha quedado tema de conversación!!!!
saludos desde mi lejana galaxia