Bully

Bully

Hace algún tiempo la compañía de videojuegos Rockstar lanzo un juego llamado Bully (En Europa fue bautizado como Canis Canem Edit) el cual se trataba sobre un niño en edad escolar que pasa de ser el “molestado” al “molestón” del colegio. El videojuego en sí genero mucha polémica, la cual se vio mas agravada cuando la revista con sede Española “Hobby Consolas” (Una de las más importantes de Europa) decidió que no calificaría el juego debido a que no contenía ningún tipo de contenido digno de ser puntuado.

Debo decir que la mayor parte de la querella, sobretodo la relacionada con la opinión de la revista fue calificada de absurda y hasta “intensa”, pero siempre me pregunte si esos que hablaban a favor del juego alguna vez fueron victimas de algún Bully. Si hay algo que debemos soportar nosotros, sumando muchas otras cosas, es el abuso en nuestra época escolar. Recuerdo por ejemplo (Ya con nostalgia y no con angustia) como odiaba la clase de educación física. Dejando a un lado el hecho de ser terrible en cualquier tipo de deporte, mis ganas de ser violento o agresivo eran bastante pocas la verdad.

Siempre conté con la fortuna de tener a alguien que me defendiera del Bullying. Durante la primaria fue mi hermano mayor (Si, el era un Bully por merito propio). En la segunda etapa de la primaria fueron mis flojos amigos que gustaban de mi ayuda en sus trabajos. En liceo fue de nuevo mi hermano mayor. Aunque siempre le tuve ganas al Bully que me tenía un apodo, pese a que podía acusarlo con mi hermano y eso fue por que varias veces lo vi desnudo en el baño mientras todos nos cambiábamos para la clase de natación (Esa es otra historia).

Fui cambiado de colegio en 9no grado y mi prima también fue inscrita allí. Siempre he tenido dificultades para conocer personas al principio, por lo que me la pasaba con ella. Sin embargo de repente estaba involucrado en la difusión de historias que ni yo mismo conocía (y probablemente solo sucedían en la imaginación de ella) y encima en el salón se empezó a correr el rumor de mi “issue”. Fueron días terribles. Había un gordito en especial que me tenía tantas ganas, que casi podía sentir su odio en mi nuca, mientras yo era consentido por la profesora de “Cátedra Bolivariana”. Ocasionalmente me esperaba en la puerta del salón y me decía cosas ofensivas, que afortunadamente ya no recuerdo con exactitud. Mi protección eran los Nerdys del colegio. Yo era amigo de todos ellos, y nos volvimos intocables. Una acusación de nosotros podría provocar la expulsión de alguien del colegio (Hablo en serio, por que de hecho paso). Pero bueno no siempre iba a estar acompañado y tuve mi momento cuando una mañana decidí ir a la cantina del edificio de primaria. Muy cerca, existían unos salones de abandonados y mientras iba distraído, el gordito que me odiaba, junto con otros sujetos más grandes me tomaron por un brazo y me metieron al salón. Confiaba que los niños de la cantina habían pillado la situación y no tardaría alguien en llegar, pero estaba aterrorizado. Entre los cuatro trataban de provocarme, me empujaron por el hombro y me decían en forma violenta si “tenía miedo” o “no sabía defenderme”. Recordé amargamente los absurdos intentos de mi hermano mayor de intentar enseñarme a pelear junto con aquel gutural consejo: “Sandum debes aprender a defenderte”. En ese momento entro una profesora al rescate. Al final salí ileso, con mi empanada completa y tan nervioso que casi no pude masticarla. ¿Qué me hubiese pasado si la profesora no llega a tiempo? El resto de mis años escolares transcurrieron en forma normal, tenia un guardaespaldas de 1.80 metros que necesitaba de mi ayuda en los exámenes de matemáticas.

Mi consejo para aquellos que aún están es esa etapa es el siguiente: Al principio traten de pasar lo más desapercibidos posible, exploten sus habilidades y aprovéchenlas para ganar la indulgencia de la gente apropiada. Puedo decir que salí de mis años escolares sin que me dieran un solo golpe. Pero la violencia esta ahí, y aquellos que discrepan de la posición de “Hobby Consolas”, deberían saber que algunos han pasado por esto, y es un tema muy delicado que afecta mas a unos intensos, que a otros.

10 comments

Aki®a | 14 de mayo de 2009, 14:03

Pues mi hermoso novio... aparte de reafirmarme en tus consejos, al bully de mi colegio me lo quite de encima arrojandole un balon de basket en la cara... jamas olvidaré su rostro palido al ver que el calmado del grupo resulto ser el mas agresivo... y santo remedio.

Besos

Hefestión | 14 de mayo de 2009, 17:03

Voy a comentar antes de que llegue la peste.

En estos días creo que también serviría conseguir un arma, jejejejeje.

O mejor aún, empatarce con un tukki para que tome represalias contra el Bully. Te aseguro que despues de que el malandro le de una coñaza al bully y lo tire en una alcantarilla, pensará 2 veces antes de meterse con alguien.

Salu2

The Dreamer | 14 de mayo de 2009, 20:32

Eso en el dibujo es un puño o la cabeza de un tiburón feliz? :P

Nunca llegue a conocer a un Bully... En mi liceo todo el mundo podia ser lo que sea pero nunca en mi grupo hubo abusador alguno XD

So, no experiencias que compartir :(

Sandum | 14 de mayo de 2009, 22:19

Se suponía que debía parecerse a la bala de mario (que por cierto, se llama Bully) pero bueno, tiburon no puede ser amigo, recuerda que tiene aleta (Y cola) Saludos!

Anónimo | 14 de mayo de 2009, 22:53

no es un tiburon... es un pececito muuuuy feliz... y a ti: a que se te parece?????.... jeje

mon | 15 de mayo de 2009, 7:40

Siempre he sido reconocido como el mariquitilla del cole, pero he tenido la suerte de que nunca me senti acosado ni amenazado. Ignorado si, pero se vive mucho mas feliz asi que con el temor de que te vayan a hacer algo. Una vez tuve un "pequeño desencuentro", por llamarlo de alguna manera, con uno pero se produjo independientemente de mis innatos gustos sexuales, aunque fueron utilizados en mi contra. Y cual pantera, solo se me lego a ocurrir coger tierra con mis manos y lanzársela a los ojos. él me la devolvió y, entre la angustia que produce tener los ojos llenos de arena, sentí una gran satisfacción por enfrentarme a un tipo de dos cursos superiores al mío. Pero fue la única vez...GRACIAS A LA VIDA!!!
Y coincido completamente contigo, claro que contiene alta violencia el video juego, muy escondida, pero la tiene. A que gilipollas se le habrá ocurrido tal brillante idea... Y a qué otros imbéciles se les puede ocurrir comprarlo!?!?!
Por si nunca te lo había dicho, y si ya lo he hecho me repito, me encantan tus entradas, como nos lo cuentas, que nos cuentas, como lo haces desde las entrañas... No dejes de hacerlo nunca(o por lo menos hasta que yo me aburra...jajajajaj...cacho egoísta que soy)

Besos...

Jernest** | 15 de mayo de 2009, 17:27

Yo a mi bully le eche una Maltín Polar encima (resultado de ver novelas desde chiquito) y no funcionó :(

Eso fue en 5to grado. Pero ya en el bachillerato conté con la ventaja de que en el salón habia un niño que era la pera de boxeo de todos los Bullies (porque eran varios) así que nunca me tuve que preocupar, si querian j*der a alguien ahi estaba el a su disposición...

Probablemente ahora sea Masoquista

Besos

Dark Angel | 19 de mayo de 2009, 16:53

Bueno, en la edad en qeu necesité proteccion, era el novio del entrenador del gimnasio... asi qeu no tuve problemas con ello!
jajajajajaa
Yo si quisiera haber sido el chico intocable y temido por todos...
pero no!
jejejeje
besitos desde mi lejana galaxia

pablitö | 20 de mayo de 2009, 0:11

mi experiencia en la escuela fue algo similar...supongo que lo de pasar desapercibido en mi caso fue de gran ayuda... y yo tambien odie deporte pero a pesar de todo, tambien sali ileso (por lo menos fisicamente).

excelente este post... lo ame todo completo.

saludos!!!

Disidente | 20 de junio de 2009, 16:34

Hola yo aprendí viendo,jaja,nada más que ya de grande si me el tiempo me dió miedo pero con mi situación actual hago uso de palos,piedras jajajaj.Saludos desde la sierra de Oaxaca,México.Gustavo