Fiesta de la superación

DSC02629

Aquel sábado de aterrizaje como lo había definido yo en ese momento, no quería hacer mas nada que dormir y olvidarme de todo. Sin embargo me había comprometido con Taleb para ir a su cumpleaños. Solucione sin mayores contratiempos mi vestimenta (Quienes me conocen o me leen desde hace mucho tiempo, saben lo problemático que resulta esto para mí), y salí directo a su casa.

Apenas llegue me di cuenta que había cometido un error: Desperdicie mi camisa favorita (me refiero a ensuciarla en vano) para acudir a un evento más familiar de lo que pensaba. En pocos segundos fui presentando, a tías, primos, tíos, primos segundos y no sé qué tanta gente más, toda muy similar entre sí. Debido a que en fechas recientes un mosquito caprichoso se antojo de mi sangre y me dejo una enfermedad tropical, no podía tomar alcohol para lidiar con la situación, sólo podía intentar sufrir un coma diabético a base de refrescos.

Me atrinchere cerca de los pasapalos ya que una intoxicación podría ser también una buena excusa para escaparme. Rápidamente note que junto a mí tenía a alguien familiar, que aunque sólo había visto en fotos, reconocí enseguida: El novio de Taleb. Nunca me pareció especialmente guapo, pero en vivo ganaba uno que otro punto. Además lucía bastante rudo. Para no parecer insocial, converse un poco con todos, hasta que acepte que no iba a tener ningún coma: Recordé que en mis exámenes había salido con la azúcar baja, así que lejos de estar haciendo algo malo con mi cuerpo, estaba haciendo lo correcto: Comer.

Entonces la verdadera fiesta comenzó: De repente toda la familia estaba en una esquina y nosotros (los gays) en otra. La familia comenzó a preguntarle a Taleb por mujeres que aunque yo no conocía, supongo eran usadas como coartada para ocultar su sexualidad. Súbitamente me vi involucrado en una especie de interrogatorio disimulado, donde mis jeans arremangados y mis medias de colores jugaban en contra de mi amigo. Me sentí mal por él. Poco podía hacer yo más que explicarle que una vez confirmada a su familia su orientación sexual, las cosas irían mejor y no sucederían mas esos vergonzosos episodios donde básicamente y a juzgar por su rostro, creo que se le bajo la tensión, y sudo a pesar que el clima estaba muy frio por la lluvia incesante.

―Así que conociste a Gerardo ―me dijo cuando por fin estuvimos a solas en la cocina, lejos de la inquisición.

―No se diferencia mucho de las fotos ―mentí―, supongo que tienen algún plan hoy ¿No?

―No lo sé, mi familia está aquí, y creo que esperan que no salgamos o que amanezcamos aquí.

La sola idea de pasar por otro interrogatorio policiaco a una hora indeterminada de la madrugada me hizo reaccionar, y rápidamente desarrolle un plan.

Al sentarnos de nuevo entre las mesas, pregunte en voz alta cuando nos íbamos. La mamá de Taleb me miro de hito en hito, pero yo como si nada, dije que teníamos que ir a un lugar para que mi amigo rumbeara como se debe el día de su cumpleaños, con una música a volumen apropiado.

Luego de cosas aparatosas que no vale la pena contar, finalmente estuvimos en la puerta:

―Jorge tú te vienes conmigo ―murmure―, deja que Taleb y Gerardo se vayan solos en el carro de él.

Mención especial merece el hermano de Taleb, quien no paro de preguntar “Para donde íbamos”, de una forma extraña. No supe identificar si se quería unirse al plan, o sólo era parte del comité interrogador. Tuve que contener la risa cuando luego de la tercera vez que pregunto, me llego la imagen de Taleb y Gerardo en algún sórdido hotel de la Av. Bolívar y pensé “Si supieras”.

De manera que; cuando cruce en mi vehículo en forma imprevista y le mande un mensaje a Taleb (que ya tenía escrito) diciéndole que yo iba a llevar a Jorge y luego me marchaba a mi casa para que pasara su cumpleaños como se debe; interprete el gracias que recibí como respuesta como una señal de que hice lo correcto.

Quizá Taleb no lo sepa aún pero llevar a su novio, y tener el coraje de marcharse con él en frente de toda su familia, es un paso adelante para su liberación.

Al llegar a casa dormí feliz.

15 comments

Hefestión | 2 de noviembre de 2010, 10:30
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gaycidencias | 2 de noviembre de 2010, 17:21

Considero que fuiste solidario con tu amigo ... finalmente, no somos ciudadanos de segunda y ponernos trabas mentales hace que se arraiguen los estereotipos y tengamos que escondernos. Es cierto que las preguntas embarazosas no dejan de fluir, pero finalmente no vivimos la vida en funciòn del que diràn, o al menos asì lo hago yo. Soy tan macho como el que màs, y vivo con mi hombre desde hace ya varios años en una sociedad que si bien no es hostil, tampoco es la màs abierta. En mi opiniòn, hiciste bien.

Sandum | 2 de noviembre de 2010, 21:57

Hola Hefes,

Quiero empezar diciendo que no me molesta tu comentario en absoluto. De hecho me parece excelente que hayas traído el tema, debido a que probablemente muchos pueden pensar que mi intención era sacar a mi amigo de su "closet" cosa que no es así. Lo explicaré con sencillos numerales:

1) Nadie aquí sabe la relación que tengo con él, las cosas que me ha contado, ni sus anhelos, así que considero que no estás en posición de juzgar si lo que yo hice esa noche fue porque el lo quiso así o porque yo tome la decisión deliberadamente. Pensé que esa idea había quedado muy clara cuando explique que el me agradeció mucho mi gesto con un mensaje de texto, y lo hizo luego físicamente cuando nos vimos en persona, pues repito es mi amigo. Pero veo que me equivoque, o no leíste bien.

2) Lo narrado aquí no es ni el 30% de lo que sucedió esa noche, y nuestra conversación a solas, mucho mas extensa y personal, me hizo entender que el novio estaba ahí simplemente porque el quería que en algún momento su familia aceptara su relación (cosa que insisto, el me ha manifestado).

3) Es muy cierto todo lo que dices, no estoy en ningún momento a favor del outing, y si yo discriminase a las personas que se mantienen en el closet, perdería a varios de mis mejores amigos. Repito nuevamente, no es algo que considere correcto.

4) No estoy de acuerdo que este escrito sea una falta de respeto para nadie, por cuanto ni siquiera mi nombre aquí es real, el nombre de él tampoco, no hay direcciones, teléfonos o e-mails, y en general no hay ninguna forma que alguien pueda relacionar lo escrito aquí con una persona de la vida real. La falta de respeto te la dejo con tu "hembras" entre comillas y tus comparaciones desdeñosas con Ronald y Britney.

4) Finalmente quiero aclarar que el objetivo de la entrada, además de entretener al lector, por la forma en la que esta redactada y el sútil humor que empleo, es la siguiente: La vida es muy corta, no hay que perder el tiempo pensando si tenemos el apoyo de alguien o no, es necesario dar un paso adelante y averiguarlo, la aceptación es difícil, pero el respeto no se gana siendo invisible o insultando a los que no lo son.

Muchos saludos!

Gaycidencias: Hola, tu comentario, similar a mi respuesta anterior, demuestra que la entrada si estaba correctamente redactada. Muchas gracias por tu visita. Totalmente de acuerdo contigo

Rafael Valladares de la Santa Cruz | 3 de noviembre de 2010, 0:46

Ay, de verdad, pocas cosas somos más que nosotros mismos como para estar aparentando algo que no somos. Entiendo perfectamente a la gente que está metida en el armario, pero yo ya me dejé de esas cosas y ,francamente, podría ser un motivo para no salir con alguien, me aburriría (no lo descartaría del todo, pero los puntos se le irían al suelo), yo no quiero eso, me resulta, en lo personal, tóxico; ya mucho me costó aceptarme y hacer que me respetaran (porque eso me lo gané a pulso y claro que no lo tuve fácil, mi familia es llanera, pero cómodo no soy) como para tener que estarme calando problemas ajenos de esas características, ya tengo 26 años, qué va...

Yo no me creo hembra, y la verdad es que me va muy bien, tengo un buen trabajo, a mi familia le costó pero ya me entienden, gozo de brillo social, etc., y todo eso siendo yo mismo; ciertamente no fue lo más cómodo, pero no me arrepiento para nada de haber salido del armario. Y ojo, que los que se sientasn hembras no se les puede criticar tampoco nada. Mi estatus me lo gané, insisto, a pulso, siendo brillante en la universidad (bueno, realmente tengo dos carreras), trabajador, y, en general, teniendo una conducta irreprochable, no engolando la voz y presentando novias falsas, que al final con los años lo que termina haciendo uno es el ridículo (con 40 y soltero? ja!).

Saludos desenclosetados

Hefestión | 3 de noviembre de 2010, 16:16
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael Valladares de la Santa Cruz | 3 de noviembre de 2010, 20:28

To no me creo mejor que nadie ni te he insultado. Y la verdad, desde que salí del closet con las únicas personas con las que he tenido problemas porque no me aceptan son otros maricos de closet

Sandum | 3 de noviembre de 2010, 20:59

Hefestión,

Yo no soy de caer en provocaciones, y sinceramente me duele hacer este comentario, porque:

1) Te consideraba un amigo. Sabes cosas de mí que gente de aquí ni se imagina.

2) Aunque siempre hemos tenido diferencias, pensé equivocadamente que me conocías, no soy una persona de ideas radicales. Siempre creí que el trato que manteníamos estaba por encima de esas diferencias.

Dicho lo anterior:

a) No es culpa de NADIE que te quieras y te valores tan poco, y eso es algo que debes resolver por tu cuenta en vez de ir por la vida atacando a la gente, inclusive a aquellos que como yo, te profesaban algún tipo de aprecio.

b) Fue en Junio de este año cuando deje muy claro en otro escrito que nunca he esperado la aceptación de la gente (http://sebuscahombregay.blogspot.com/2010/06/prefiero-el-respeto-la-aceptacion.html), post que por cierto leíste y comentaste. Yo estoy muy claro en eso.

c) Yo no me hago pajas mentales. Simplemente me limito a mi realidad. En días recientes y sin yo solicitarlo mi mamá me dijo que si tenía una relación seria lo mejor era que lo trajera a casa, que ella le gustaría conocerle y que incluso podía quedarse aquí. Yo jamás habría logrado que una de las personas que mas quiero en este mundo tuviera esa iniciativa si me dedicase a presentarle novias falsas. Tal vez mi mamá nunca me acepte, no lo se ni me interesa, pero me respeta, y esta de acuerdo en mi necesidad de tener una relación sana (donde me dan y doy por el culo). Y así podría continuar con muchas demostraciones de afecto de personas dentro y fuera de mi familia.

d) Yo no me creo mas que los demás. Yo respeto a los que quieren mantenerse ocultos, pero no estoy a favor de ello por que sencillamente cuando tu has dado un paso adelante, y percibes lo que significa, deseas que los que sienten atrapados vivan la experiencia de no tener que mentir en una reunión familiar, de no tener que inventarse cuentos rebuscados para estar con aquel que quieren, de no tener que esconder su CD de Monica Naranjo, de no tener que vivir un matrimonio falso entre otras tantas cosas terribles que se ven.

e) ¿Que soy discriminado? No me estás dando ninguna gran noticia. Lamentablemente mientras sigas así, pensando que todo el mundo esta haciéndose una paja mental, nunca vivirás el otro lado de la moneda. Seguirás encerrado en ti mismo, pensando que el mundo es mas mierda de lo que es, que la gente no sirve, que todos te odian y que eres un gusanito.

No pienso seguir en el debate, ya que estoy seguro que nada de lo que te dije va a cambiar tu forma de pensar, no esta en ti tampoco pedir disculpas (y no las espero). Tampoco nada de lo que me digas va a cambiar mi forma de pensar, así que continuar en esto sería un gasto de energía innecesario.

Saludos.

Thiago | 4 de noviembre de 2010, 12:19

jaj cari, !Agente desarmarizador! se puede llamar eso, jaaja. Y, vaya, ya lo cotaste en mi blog, pero parece que eso del dengue es más común de lo que parece, no? Había que verte con tus vaqueros remangados y calcetines de colores, cari... antes subías las fotos de tus "arreglos" jaaja


Bezos.

Hefestión | 4 de noviembre de 2010, 12:30
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael Valladares de la Santa Cruz | 4 de noviembre de 2010, 16:29

Si era conmigo, trabajo para Amnistía Internacional (antes trabajé en una editorial en Londres llamada Times Publications y, antes, en un canal de televisión interregional italiano que se llama Quintarete), soy Comunicador Social y Realizador de Audiovisuales, espactáculos y Mulimedia, hablo inglés, italiano y español, mi nombre de pila es Víctor R. Molina Valladares y, para demostrar parte de lo dicho y para que veas que en buena medida defiendo tus derechos e intereses, te invito a que escuches la entrevista que me hizo Mary Pili Hernández hace unos momentos en Unión Radio: http://www.unionradio.net/ActualidadUR/Audios/Default.aspx?tpAudio=2&id=123109 (ojo, que no nada más trabajo por los derechos LGBT, casualmente hoy hablé de eso, pero como vocero que de vez en cuando me toca hacer, me han entrevistado para muchas otras cosas).

Espero no haya sonado pedante.

Hefestión | 4 de noviembre de 2010, 17:25
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hefestión | 4 de noviembre de 2010, 22:03

Sabes, estuve hablando con alguien y me di cuenta que estoy muy equivocado en muchas cosas.

Se que mis palabras no fueron las adecuadas y mi intención inicial no fue pelear contigo. Quizás exageré las cosas y al final dije cosas solo para herir, como en cualquier discusión.

No espero que me disculpes porque se que no me lo merezco. Sin embargo me trago mi orgullo y te pido disculpas porque se que estoy equivocado.

Soy contraproducente. Me he peleado muy fuerte con conocidos gays cuando han apañado discriminaciones y sin embargo yo mismo discrimino. No creas que no me doy cuenta de las cosas y que soy un bruto insensible incapaz de comprender que estoy equivocado. Pero muchas veces el miedo juega en mi contra. ¿Que miedo? "Relación de descarte", como me dijo Teo. Tengo temor de que si me ven con alguien abiertamente gay, por descarte la gente piense que soy igual.

Al final no importa lo que diga la gente, lo que importa es no descartar a otro ser humano simplemente porque no se comporte como yo me comporto aunque seamos iguales.

No estoy enojado contigo. Dijiste cosas que me dolieron, pero estoy consciente de que yo también dije cosas que te dolieron. No fue mi intención hacerte sentir mal con mi comentario. Pudiera decir que el dolor me crispa los nervios y me pone de mal humor, pero nada justifican mis duras palabras.

Y también se que no me deseas mal. Eso es algo que no está en ti.

Solo me queda desearte que estés siempre bien.

The Dreamer | 4 de noviembre de 2010, 23:23

Muy buenas noches!

Para seguir el patrón que llevan, colocaré todo por incisos numéricos :)

1) Dude! Me gustó mucho tu post! En realidad todos los que haces... Me da gracia que siempre me cuentas por GTalk todo lo que piensas escribir y cuando voy al blog, haz dicho lo mismo pero mucho mas interesante, divertido y educativo :P

2) Interesante la entrevista de Rafa, saludos bloggero! Tu blog también rulea mucho... Aunque no me gustó que te perdieras hace un tiempo, todo Domingo al despertar lo 1ro que hacia era buscar sexandtheccsity.

3) Cuando iba a comentar este post vi que ya alguien se me había adelantado, bastó con ver el nombre de la persona para sentir miedo. En cierta forma he seguido siempre a Hefestion pero no voy a mentir, detesto la forma en como él se refiere a las personas que son distintas a él, especialmente los gays que no somos como él, me dio miedo comentar pues temía atentara contra mí. Porque aunque no soy afeminado, amo a Britney, aunque no se un carrizo de ropa, moda y demás, a quien me pregunte si soy gay no se lo niego y temo que Hefestion me insulte, por ser gay, un gay distinto a él... Suena irónico no?

4) Respecto al outing, yo estoy totalmente en contra de sacar a la gente del closet, así sea para bien o para mal, es una decisión muy personal. En mi caso, sólo se lo dije espontáneamente a una persona, las demás lo averiguaron o me preguntaron y no se los negué. Entre ellos hay familiares (mamá), amigos de la universidad e incluso amigos de la oficina. Y qué creen? No me han echado de mi casa, no me han despedido y he recibido aumentos anuales desde que trabajo en la empresa y estoy cursado postgrado ... A ver, desde el 2007 cuando aún era estudiante. Como ven, los gays somos muy inteligentes y eficientes ;)

Sin mas que agregar, me despido.

Gracias por el post! :D

Romek Dubczek | 5 de noviembre de 2010, 16:32

Talib tiene nombre de chulazo. Perdón por la intromisión pero me quedé con ganas de una descripción suya.
Vuestro hasta la muerte,
Romek

Jernest | 6 de noviembre de 2010, 2:37

holaaaaa :) mi blog regresò! pero el url ahora es diferente, como lo tienes en tus favoritos (lo cual amo) para que lo cambies y mande a la gente al lugar que es!

www.the-greenstuff.blogspot.com

saludines!